SHARE
Con los conciertos de la Coral Vicent Ribes y de la Sociedad Musical Turisense ha finalizado el apartado cultural de las fiestas de agosto. La Reina de las Fiestas, María Sánchez, tuvo la ocasión de imponer un corbatín al estandarte de la banda como recuerdo de su reinado.
Al acabar el concierto de la coral se vivió por tercer año el canto de albades, que empezó a la puerta del Ayuntamiento y continuó por la Casa Museo y la casa de la Reina, donde se fue cantando a todas y cada una de las integrantes de la corte así como al Alcalde, Eugenio Fortaña, y el Regidor de Fiestas, Ivan Picó. Una noche muy agradable cargada de tradición.
Por su parte el concierto de la banda finalizó con un gran castillo de fuegos de artificio a cargo de Pirotecnia Turís.