Compartir

El alcalde Joan Ribó ha recibido de manos de José Luis Pinto, vicepresidente del Consejo General de la ONCE, y en presencia de las falleras mayores, Sofía Soler y Alicia Moreno, del concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, y otros miembros de la corporación municipal, la plancha metálica del cupón que se sorteará el día 19 de marzo, que miles de afiliados a la organización nacional venden ya por todo el Estado, dedicado a las Fallas de Valencia 2015, en el que se incluye una referencia a la candidatura a ser declaradas Patrimonio de la Humanidad.

“Entramos de lleno en la semana más grande de Valencia, de una celebración perfecta para mostrarnos cómo somos, como una ciudad abierta, amable y hospitalaria, como un lugar donde todo el mundo es bienvenido, y en la tarea de dar a conocer todavía más las Fallas todos hemos de colaborar, y la ONCE no es una excepción, como demuestra cada año”, ha afirmado Joan Ribó, que ha agradecido a la ONCE que su cupón del día 19 “sea una plataforma para que nuestra fiesta grande llegue a 5’5 millones de personas y se difunda a centenares de kilómetros que Valencia ha iniciado de nuevo una catarsis colectiva que comienza en el arte, la música y la pirotecnia y acaba en las llamas”.

En el Salón de Cristal, ante las falleras mayores y sus cortes de honor, del delegado territorial de la ONCE, José Manuel Pichel, y del presidente del Consejo Territorial, Enrique Llin, Ribó les ha agradecido su trabajo y apoyo. “Gracias por reforzar con vuestro cupón el mensaje que nuestras falleras mayores, Alicia y Sofía, lanzaron el día de la Crida: que todo el mundo está invitado a vivir una fiesta que desde su corazón en Valencia quiere ser universal”.

También han asistido a este acto protagonizado por la ONCE el día 11 de marzo el portavoz Joan Calabuig y los concejales Consol Castillo, Félix Crespo o Cristóbal Grau, además de representantes de CERMI Comunidad Valenciana y de la falla Santa María Micaela – Martín el Humano, ganadora este año del Premio ONCE de Solidaridad Fallera.

José Manuel Pichel ha recordado que son 67.000 los puestos de trabajo creados en todo el Estado español por la ONCE y su Fundación, sin olvidarse de comentar que 50 nuevos vendedores se incorporan estas fallas en Valencia, y se ha referido al “compromiso social del Ayuntamiento de Valencia”. Se ha referido al cupón como “uno de los productos más sociales del mundo, con el que vamos a ayudar a que las Fallas sean declaradas Patrimonio de la Humanidad. A ver si lo conseguimos”.

José Luis Pinto ha recordado que desde el año 2006 cada 19 de marzo es celebrado también con un cupón dedicado a las Fallas, “un acontecimiento popular muy importante para nosotros, que somos un trozo del pueblo; unas fiestas que se viven desde el corazón y la pasión, y en la calle, que es donde trabajan nuestros vendedores. La ONCE apuesta por las Fallas porque están muy próximas a la gente”.

En este acto no han faltado las referencias -tampoco por parte del alcalde Ribó- a dos iniciativas promovidas por la ONCE como son la exposición “Ponte nuestros zapatos”, que puede verse en el Museo Príncipe Felipe, o la ruta de falas accesible para facilitar el acceso a la fiesta a las personas con diversidad funcional.

“La iniciativa de la ONCE es un elemento más para fortalecer los rasgos más significativos de los fallas en un año en el que nos jugamos mucho en esa vocación universal de que nuestra fiesta grande se consolide con su declaración por la UNESCO como Patrimonio de la Humanidad”, ha afirmado más tarde Joan Ribó, que ha recordado que la mascletà de ayer fue un homenaje a las personas con movilidad reducida “como una demostración más de la apertura de las fallas a todo el mundo”.

“En el Ayuntamiento de Valencia tenemos un compromiso con vosotros y con toda la ciudadanía para hacer una apuesta firme por las políticas inclusivas. Diariamente nos ponemos los zapatos de las personas y los colectivos que más necesitan nuestro trabajo y esfuerzo permanente para conseguir una verdadera igualdad entre todas y todos”, ha resaltado Ribó. “Colaborar con la ONCE es hacerlo con una buena causa, trabajar por las personas que requieren una atención prioritaria, las más desfavorecidas, las que siempre han estado en el centro de nuestras políticas”, ha añadido.

El alcalde ha resaltado en la parte final de su intervención que “la ONCE es una organización de referencia en una sociedad que reclama generación de empleo, derechos sociales y la inclusión de todas las personas. Valencia es una ciudad que comparte todos esos objetivos y las Fallas son un gran escaparate para decírselo al mundo. Esta ciudad siempre estará a vuestro lado para conseguir una sociedad más justa para todas y todos”.