Compartir

Esta festividad tiene especiales connotaciones porque evoca el “Miracle dels Peixets”, un hecho que marca la historia de Alboraya.

El próximo lunes 4 de abril, a las 9:30 horas de la mañana, un grupo de niños abrirá paso a la comitiva religiosa haciendo sonar sus campanitas mientras el párroco, acompañado por las autoridades del municipio y la banda de la Sociedad Musical de Alboraya, llevarán la comunión a los domicilios de los vecinos de la localidad que tienen alguna enfermedad y a las personas mayores que no pueden ir a la iglesia para comulgar.

El recorrido todos los años varía en función de las necesidades de los vecinos que solicitan la comunión, asimismo este año será: Iglesia, plaza de la Constitución, calle Tavernes Blanques, Divino Maestro, Rei En Jaume, Corts Valencianes, Mossèn José Lluch, Salvador Giner, Tavernes Blanques, Botánico Cavanilles, Colón, calle Cabañal, Milagrosa, Maestro Clavel, plaza de la Constitución y Parroquia Asunción de Nuestra Señora.