Compartir

El multitudinario y emotivo acto de la Crida reúne en la calle Gambo a todos los falleros y falleras de Benidorm.

El alcalde Toni Pérez y el concejal de Fiestas, Jesús Carrobles, han asistido a la Crida que marca en el calendario el inicio de las Fallas 2016 en la ciudad de Benidorm.

Al ritmo de pasodoble, “xirimita i tabal”, las tres comisiones de la ciudad lucieron sus mejores galas a lo largo del Paseo de Levante, encabezadas por la presidenta de la Junta Local Fallera, Carol Bluck.

“Ya huele a fiesta, ya huele a Fallas en Benidorm”, ha dicho Toni Pérez al abrir el turno de intervenciones. La Crida es la llamada a todos, “la invitación a pasar unos días de fiesta en la que es la fiesta más importante y más tradicional de los valencianos: nuestras fallas”. El alcalde ha recordado la intensidad con que la ciudad vive esta celebración y ha destacado la importancia de los monumentos “que van a embellecer nuestras calles” y nos presentarán ante el mundo “como lo que somos: un pueblo abierto, acogedor y hospitalario”.

Pérez ha finalizado deseándole a toda la familia fallera de Benidorm “que estos días sean de alegría y felicidad” y ha invitado todos “a participar de ellas hasta el día de San José y a renovar la ilusión y el esfuerzo con el que han trabajado este año la Junta y todas nuestras fallas para que Benidorm brille en lo más alto”.

La Fallera Mayor Infantil, la niña Helena García Bluck ha tomado seguidamente la palabra para anunciar que “ya están aquí las Fallas”.

Por su parte, la Fallera Mayor, Iris Soriano Quirón, muy emocionada, ha constatado que las calles de Benidorm ya se ven henchidas “de pólvora, color y sentimiento, el sentimiento de todos los que aquí hoy estamos”.

Iris ha finalizado su intervención como corresponde, con el viva a la fiesta: “Visca les Falles, Visca Sant Josep y Visca Benidorm”.