Compartir

Las fiestas en honor a Sant Pere, patrón de Canet d’En Berenguer, se desarrollan durante los días anteriores y posteriores al 29 de junio.

Los «bous al carrer», con la modalidad de toros cerriles adquiridos a ganaderías de renombre, «bous embolats», y la suelta de vaquillas son los verdaderos protagonistas de estas fiestas. Los vecinos que año tras año esperan estas fechas para salir, cenar en la calle y relacionarse disfrutan de las verbenas, que amenizan las veladas, y hacen que también los más jóvenes se involucren en el municipio. Pero esta fiesta además de «bous al carrer», verbenas y cenas populares, cuenta con un apartado importante que no podemos olvidar, la devoción.

A primera hora de la mañana, las calles se llenan de música con la banda de sociedad musical y el tradicional «Tabal i Dolçaina». A las 12 la misa multitudinaria acompañada por un coro musical da paso a una gran «mascletà» pirotécnica. Ya por la tarde, sale la procesión que pasea a Sant Pere por las calles del municipio, que previamente han sido adornadas con murta y hojas de baladre. Después de la procesión, un castillo de fuegos artificiales sirve de precedente para abrir el apetito y así acudir a los bares y a las peñas a cenar. A media noche, el Ayuntamiento ofrece un espectáculo musical que bien pueden ser conciertos o bailes tradicionales.