Compartir

Amparo Picó, concejala de C’s, le recuerda al concejal Fuset que las fallas municipales son de todos y no de unos pocos.

“La falla municipal de 2017 carece de los elementos básicos que caracterizan los elementos propios de una falla: riesgo, perspectiva, sátira, arte, color y ninots, entre otros. No presenta una estructura habitual con sus escenas, cuerpo central y remate. Es un huevo sin sal”, ha declarado la concejala de Ciudadanos (C’s) en el Ayuntamiento de Valencia, Amparo Picó.

“Esta falla más que una falla es un proyecto rompedor y provocativo muy en la línea de Compromís y del señor Pere Fuset”, ha afirmado la edil de C’s.

Picó ha declarado que “El proyecto no se corresponde con el prototipo que más pueda representar la idiosincrasia de las fallas y responder al gusto de la mayoría de los valencianos y falleros. Echamos en falta elementos esenciales como la originalidad y recordamos que una falla no es un proyecto arquitectónico, es mucho más”.

Picó ha recordado que “los valencianos no están acostumbrados a este tipo de fallas icono en donde no existen unos cánones preconcebidos y está causando ya el rechazo de muchos”.

Sobre la falla infantil municipal, la concejala de C’s ha manifestado que “poco podemos opinar porque no hemos visto sino oído de boca los artistas. Y sobre lo oído me preocupa que no sean partidarios de tener vallas. Eso indica un puro desconocimiento de la situación donde se planta. Ellos tienen un precedente sobre esto y no tuvo buenos frutos”.

Finalmente, Picó recuerda a Fuset que “las fallas municipales son las fallas de todos los valencianos y, por tanto, deben ser pensadas y elaborados para lograr el agrado de la gran mayoría de la sociedad valenciano no de una minoría”.