Compartir

El pasado miércoles, con el castillo de fuegos tradicional, comenzaba en Valencia la XII Multaqa de las Culturas y el II Encuentro Mundial de Ciudades de la Ruta de la Seda. Durante la semana, nuestra ciudad se convertía en anfitriona del comité de la UNESCO y los embajadores de la ciudades que recorría esta mítica ruta conocían mejor Valencia, a la vez que compartían las culturas de sus países de origen.

La Lonja de la Seda, que cumple dos décadas de su declaración como Patrimonio de la Humanidad, fue el lugar elegido para celebrar el solemne acto de clausura de la Multaqa (“encuentro” en árabe), ceremonia presidida por Ximo Puig, Presidente de la Generalitat Valenciana, y acto al que precedía la entrega de Premios UNESCO de la Seda 2016, que en esta ocasión recayeron en el Colegio de Arte Mayor de la Seda y en la Organización Mundial de Turismo.

Las Fallas, que ya están en la lista de candidatos a Patrimonio Inmaterial de la Humanidad y que esperamos sean reconocidos como tal el próximo mes de noviembre por la UNESCO; estuvieron representadas por Alicia Moreno Morales, Fallera Mayor de Valencia 2016. La indumentaria valenciana es un claro ejemplo de la importancia y el valor de la seda en la historia de Valencia.

Los “Tornejants de la Festa de la Mare de Déu d’Algemesí”, Patrimonio Inmaterial de la Humanidad, fueron los encargados de cerrar este encuentro que Valencia acogía como Ciudad de la Seda 2016-2020.