Compartir

La Falla Nou Sedaví fue la que más tardó en prender y la lluvia afectó a la cremà de la Falla Sant Torquat.

Sedaví puso punto y final a las celebraciones con motivo de la semana fallera sin incidentes.

El último día comenzó con una misa en la Parroquia de Ntra. Sra. del Rosario a la que asistieron el Alcalde José Francisco Cabanes, la Fallera Mayor de Sedaví Lahia Arévalo, el Presidente de la Junta Local Javier Pérez y los Presidentes y Falleras Mayores de las tres fallas del municipio entre otros.

Posteriormente en la Avenida Doctor Fleming tuvo lugar la mascletà organizada por la Junta Local, que inició la Fallera Mayor Lahia. En la tarde, el circo previsto a la Pl. Jaume I, se trasladó a la Sala Senyera del Polideportivo Municipal por la lluvia y finalmente en la noche, se llevó a cabo la cremà de las tres fallas.

La de Nou Sedaví fue la primera en quemarse, con lentitud a causa de la lluvia caída en la tarde. La de Bressol del Moble, ardió con normalidad y Sant Torquat, galardonada con el primer premio, fue la última en prenderse, de nuevo con la lluvia como protagonista, que dificultó la cremà, junto al viento que no acompañó y provocó una densa humareda.