Compartir

MEMORIA FALLA INFANTIL 2016 AYUNTAMIENTO DE VALENCIA

LEMA: DE BARRI EN BARRI

ARTISTAS: CEBALLOS & SANABRIA

TEMA: Los Barrios de Nuestra Ciudad de Valencia

Las ciudades dividen su territorio en barrios, grupos de vecindarios que tienen una identidad propia. Estas divisiones suelen venir dadas por la administración para mejora de su organización, o bien por historia. En el caso de Valencia, nuestra ciudad, con más de 784.000 habitantes, se divide en 19 distritos, que a su vez se dividen en 87 barrios y pedanías.

Nuestra ciudad ha sido importante desde su fundación en época romana, conservando su centro hasta nuestros días en el mismo emplazamiento. En torno al foro romano, donde se encuentra la Catedral y la Plaza de la Virgen, aparecen los principales barrios que aún hoy conservan parte de su trazado urbano de época medieval. Estos barrios: La Seu, la Xerea, el Mercat, San Francesc…, son los que conocemos como el distrito de Ciutat Vella, el casco antiguo, el origen de una ciudad que ha ido creciendo creando nuevos barrios y añadiendo otros por anexión. Alrededor del centro histórico encontramos el Ensanche de la ciudad, con barrios como el Plà del Remei, en torno al Mercado de Colón o Ruzafa con un centro muy marcado por su antiguo pueblo alrededor de la Iglesia de San Valero y el mercado.

Con el crecimiento de la ciudad, sobre todo en el siglo XX, poblaciones de la Huerta, fueron engullidas por la capital y dejaron de ser pueblos con ayuntamiento propio a barrios de Valencia, como son los casos de Benicalap, Benimaclet o Patraix, entre otros. De igual manera, con la expansión a la costa, los Poblados Marítimos: Cabanyal, Canyameral, Malvarrosa o Nazaret se unen a la ciudad convirtiéndose en nuevos barrios.

Por otro lado, la ciudad también ha creado nuevos barrios con la urbanización del territorio. Ejemplo de ello son polígonos de viviendas nuevos como San Pau, la Ciudad Fallera, junto a las naves para artistas falleros o Ciudad de la Artes y de las Ciencias, junto a las arquitecturas más vanguardistas del arquitecto Santiago Calatrava.

Los barrios, con sus monumentos, sus gentes, sus paisajes y sus singularidades le dan una gran riqueza cultural y social a la ciudad. Cada barrio tiene su personalidad, su forma de ser, su lugar con encanto, su monumento más conocido, su historieta más popular, su personaje más famoso, la leyenda más escabrosa o su equipamiento más utilizado. La vivencia cotidiana de estas peculiaridades más íntimas y propias de los vecinos de Valencia, hacen que su toponimia, su historia, sus costumbres y su personalidad, sigan engrandeciendo una ciudad que crece y avanza con su gente, la que la vive y la sueña cada día, en cada calle, en cada distrito, de barrio en barrio.

La Falla Infantil 2016

falla-infantil-trasera2016

El Policía de Barrio, es una de las figuras más representativas de la vida diaria de la ciudad, por eso, la yaya Carme, de Ciutat Vella se acerca para hacerse un “selfie” con su móvil, al que se ha unido la Cotorra del Mercat. Tras ellos encontramos varios monumentos que se dispersan por toda la ciudad. En el centro, y de mayor tamaño, la monumental Cruz Cubierta que marcaba en antiguo los límites de la Valencia por la parte Sur. Junto a ella, dos esculturas del artista valenciano Miquel Navarro, La Pantera Rosa y el Parotet.

Sobre el casilicio de la Cruz Cubierta, aparecen varias figuras que recuerdan algunos barrios, Ruzafa representada por un musulmán portando una maceta, en alusión a los famosos jardines de época árabe, y un gancho, la Trinidad, una monja que sostiene un cuadro del Museo San Pío V, un licenciado con dos diplomas universitarios, la Carrasca y Ciutat Universitaria y el Pla del Remei una niña con vestidito rosa y una cup cake. En la parte alta corona la falla la fuente del negrito y dos niños jugando al fútbol, uno del Valencia CF, cuyo campo está en Mestalla y otro del Levante UD que lo tiene en el barrio de Orriols.

En la base encontramos la estatua de la Dama Íbera del barrio de Sant Pau, donde se sienta el Barón de Patraix. A sus pies el barrio de Nou Moles, representado por un niño vestido de preso con un portátil administrativo, en alusión a la antigua Cárcel Modelo. Al otro lado un grupo de niños vestidos de valencianos con aperos de labranza aludiendo a los barrios de la antigua huerta valenciana, Benicalap, Benimaclet, la Punta, Albors, Vera o Torrefiel…

En la parte trasera, todos los personajes se desarrollan alrededor del monumental Gulliver del antiguo cauce del río, en el barrio de Monteolivete, diseño del ilustrador Sento Llober y que este año cumple 25 años. En el remate, sobre el casilicio, una soprano con traje de trencadis representa el barrio de la Ciudad de la Artes y las Ciencias, una árabe, representa la barriada de Marxalenes, que acompaña un enfermero de la Nueva Fe del barrio de Malilla. En la base, una farola de la Gran Vía da luz a un grupo de Santos que dan nombre a algunos barrios como San Isidro, San Marcelino y la Fuente de San Luis. En el Gulliver, encontramos retocándolo a una joven artista Fallera del barrio Ciudad Fallera, un niño con mono de faena que se tira por los toboganes, Vara de Quart y un monaguillo que juega a la consola, la Seu.

A continuación bajo la torre del Reloj del puerto, un marinero en barca representa el Marítimo, con peces que le acompañan con carteles con los diferentes barrios: Cabanyal, Grao, Canyaveral, Nazaret, Malvarrosa y Beteró.

Otras escenas de pequeño formato, completarán la nomenclatura tradicional de los barrios de Valencia, a modo de chiste visual aludiendo a barrios como La Roqueta o La Luz, por ejemplo.

Falla-Municipal-Infantil-2016-Trasera