Compartir

El 29 de febrero, a las 14 horas, en la Plaza del Ayuntamiento #HagamosRuido.

El próximo lunes 29 de febrero, a las 14:00 horas, en la plaza del Ayuntamiento de Valencia se disparará un espectáculo pirotécnico con más de 100.000 detonaciones, nuevas técnicas en la pólvora, controlada 100% digitalmente y un final atronador para hacer más ruido que nunca en la defensa de la candidatura de las Fallas. La iniciativa forma parte de una campaña con la que Amstel va a hacer ruido durante todas las Fallas a fin de recabar apoyos con acciones en redes sociales y la apertura de una Soroll Store, así como con la difusión de vídeos, carteles y otros elementos de reivindicación para poner en valor esta fiesta.

España es el país europeo con más bienes culturales inmateriales protegidos por la UNESCO, 15. Esto le sitúa por delante de Francia y Croacia, con 14 cada una. Un liderazgo que puede reforzarse si éste organismo acepta la declaración de las Fallas como Patrimonio de la Humanidad.

Una decisión en la que nos jugamos convertirnos en el país del mundo con mayor número de celebraciones populares protegidas. Por eso ha llegado el momento de hacer ruido, más ruido que nunca para defender esta candidatura.

Amstel y el maestro pirotécnico Vicente Caballer se alían para presentar “Mascletà para la UNESCO”, un espectáculo especialmente diseñado para contar mediante la pólvora por qué las Fallas merecen este reconocimiento.

Así pues, el próximo 29 de febrero, adelantándose un día al tradicional calendario pirotécnico, la Plaza del Ayuntamiento de Valencia acogerá una mascletà como nunca antes se había visto, a las 14:00 horas, que hará temblar la ciudad entera. “La tradición pirotécnica valenciana es uno de los emblemas de las Fallas y nos parecía una herramienta perfecta para hacernos oír, para invitar a todos los valencianos y a los amantes de esta fiesta a que se sumen en el apoyo a su candidatura” el Director Regional de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, Pablo Mazo.

De hecho, el espectáculo podrá verse desde cualquier punto del Mundo por streaming, en el perfil de Twitter de la marca (@Amstel_ES)… Y quién sabe si hasta podrá oírse porque el propósito es hacer ruido, mucho ruido. Y para lograrlo, Amstel ha confiado una vez más en el maestro pirotécnico Vicente Caballer. Desde la pirotecnia se muestran ilusionados por poder mostrar en Valencia innovaciones técnicas que hasta ahora nunca se han visto dentro del programa oficial de Fallas. “Va a ser la primera vez que se dispare en la Plaza del Ayuntamiento una mascletà que refleje las señas de identidad de estas fiestas. Mediante la técnica y la pólvora vamos a recrear la música, los colores, el fuego, la pasión que desata esta fiesta. Es todo un reto y esperamos dejar al público boquiabierto” ha avanzado Vicente Caballer hijo.

Con una duración un poco más larga que la habitual para este tipo de espectáculos y emplazamiento y un final apoteósico, esta mascletà servirá para proclamar que las Fallas son un bien único en el Mundo.

El Concejal de Cultura Festiva y Presidente de Junta Central Fallera, Pere Fuset, y la Fallera Mayor de Valencia 2016, Alicia Moreno, han agradecido a Amstel su constante compromiso con las Fallas y esta iniciativa para reivindicar la candidatura presentada por el Ayuntamiento de Valencia y Junta Central Fallera, con el respaldo del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

“Para nosotros las Fallas son mucho más que una celebración. Son un espacio cultural que vertebra a la sociedad valenciana, con más de 100.000 falleros y falleras, artesanos de todo tipo, como orfebres, indumentaristas o artistas falleros, y una defensa necesaria de la lengua, la literatura y la música tradicional. Además, son todo un motor económico para la ciudad” ha añadido el Director Regional de Relaciones Institucionales de HEINEKEN España, quien ha recordado que esta tradición ha traspasado fronteras y ya se plantan fallas en países como Argentina y ciudades como Montreal o Mallorca.

UNAS FALLAS QUE PUEDEN MARCAR LA HISTORIA Y EL FUTURO DE ESTA TRADICIÓN

Para llamar la atención sobre los motivos que hacen a las Fallas merecedoras del reconocimiento como Patrimonio Cultural Inmaterial de la UNESCO, Amstel ha ideado una sonora campaña en la que se integran diferentes elementos.

Ya pueden encontrarse en los bares y restaurantes de la ciudad una edición especial de su cerveza en cuya etiqueta se reproduce el bullicio y las onomatopeyas que genera esta fiesta. Y va a tomar la ciudad una serie de carteles que reflejan los elementos más destacados de la celebración.

“También vamos a instalar una Soroll Store que estará abierta en el epicentro de la fiesta, junto al Ayuntamiento, donde la gente podrá hacerse con una serie de elementos como chapas, estandartes falleros, camisetas y hasta adhesivos para los edificios donde se proclama el apoyo a la candidatura de las Fallas” ha explicado Elena Morales, Brand Manager de Amstel.

Y, por supuesto, el trabajo en las redes sociales va a ser de traca. “Mediante el hashtag #HagamosRuido queremos recoger y generar apoyos a las Fallas. Vamos a dinamizar vídeos e información a través de nuestros perfiles de Facebook y Twitter. Y también servirán como altavoz para que la gente pueda expresar sus razones por las que cree que las Fallas merecen la declaración de la UNESCO” ha anunciado Morales.

Desde hace años, Amstel trabaja para poner en valor los elementos más característicos de Las Fallas con campañas que han recibido numerosos premios. Inventaron el Masclet nº5, elevando a la categoría de perfume el aroma a pólvora. Fueron los creadores de la 9ª Sinfonía de Vicente Caballer, logrando recrear mediante instrumentos musicales una mascletà. Profundizaron en la esencia de esta celebración mediante el estudio “Por qué quemamos las Fallas”, en el que participaron 3.000 valencianos, y el año pasado, plasmaron “A qué saben las Fallas” con ayuda de cinco grandes chefs y cinco destacados personajes de la fiesta.

“Estamos tan identificados con esta tradición que era imposible no involucrarse en la defensa de su candidatura como Patrimonio de la Humanidad. Queremos poner al servicio de todos los amantes de Las Fallas que, como nosotros, estén convencidos de que cumplen todos los requisitos y quieran elevar su voz. Porque es ahora o nunca: las Fallas tienen que hacerse oír” ha concluido la Brand Manager de Amstel.