Compartir

Sólo se podrán disparar petardos entre las 10 y las 23 horas en las zonas donde se ubican las carpas instaladas por las comisiones.

Como cada año, Almussafes se prepara para la celebración de las fallas y con ello, el consistorio municipal organiza el dispositivo para garantizar que la fiesta y el descanso de los ciudadanos sean compatibles y se lleven a cabo sin ningún tipo de incidente. El Ayuntamiento ha establecido tres zonas para el disparo de fuego, que coinciden con los espacios en los que se han instalado las carpas de las comisiones, y ha delimitado el horario para poder hacerlo, que será entre las 10 y las 23 horas. El alcalde, Toni González, pide a los vecinos que se esfuercen para lograr que los protagonistas de estos días sean los monumentos y las celebraciones programadas por las comisiones.

Con la Crida, celebrada ayer domingo 6 de marzo, Almussafes inicia el periodo dedicado a la fiesta fallera, quince días en los que los miembros de las comisiones y los vecinos en general tendrán la oportunidad de rendir homenaje a una de las tradiciones valencianas más enraizadas de nuestra cultura. De esta forma, cada una de las tres entidades existentes en la localidad tiene preparada una amplia oferta de actividades que se completa con las organizadas por la Junta Local Fallera. Y en todas ellas, una de las señas de identidad, y que ocupa un lugar principal, es la pirotecnia.

Para garantizar la seguridad de los ciudadanos, el Ayuntamiento de Almussafes ha emitido un bando informativo en el que explica que se han establecido tres zonas delimitadas de fuego “para que los más pequeños puedan tirar petardos, siempre respetando el preceptivo acompañamiento de adultos y las categorías pirotécnicas y edades”.

Concretamente, el disparo estará permitido en la calle Mayor, desde el cruce con la calle Pinar hasta la calle Vicente Gay, en la Plaza mayor y en la calle Valencia, coincidiendo con los espacios en los que se ubican las carpas instaladas por las tres comisiones, montadas desde la semana pasada.