Compartir

Raquel tenía muy claro que quería un color oscuro para su Espolin y después de pensarlo, consultarlo con la familia y darle muchas vueltas se decidió por un color que antiguamente se utilizaba mucho. Un color rojo Toscana con un punto de marrón y otro de azul que le confieren un carácter muy elegante.

Eligió en los metales dos que juegan discretamente con el fondo y como curiosidad el lazo del ramo lateral en lugar de tejerlo en metal se decidió en seda color oro.

En el ramo central predominan los colores rosas y azules mientras que en el ramo lateral se utilizaron colores más otoñales para dar movimiento de color a los ramos.

Esperamos que guste tanto como a nosotros.

-Garín-