Compartir

El Ayuntamiento de Valencia es condenado a pagar las costas.

La justicia vuelve a dar la razón a la familia Caballero Molina. La Junta Central Fallera tendrá que rectificar la injusta e indebida decisión de inhabilitar a Julián Caballero Mallea y Mª Isabel Molina Martí así como a pagar las costas del procedimiento tras sentencia firme del Juzgado de lo contencioso administrativo nº 4 de Valencia en 27 de enero de 2017. Con ello, tras ganar de nuevo otro proceso, la familia Caballero Molina está estudiando emprender acciones legales ante la Junta Central Fallera así como la Falla Carrera Malilla – Ingeniero Joaquin Benlloch ante los daños y perjuicios ocasionados a su imagen pública y privada durante los tres años de procedimiento judicial en los que se vertieron injurias y calumnias sobre ellos. De esta manera, el Juzgado de lo contencioso administrativo nº4 de Valencia admitió el recurso interpuesto por Don Julián Caballero Mallea y Doña Mª Isabel Molina Martí al Ayuntamiento de Valencia por la injusta decisión de la Asamblea de Presidentes por inhabilitación indebida y condena a la administración a pagar las costas del procedimiento. Decisión firme al no haberse interpuesto recurso alguno. Tal y como reza la sentencia, el Juzgado de lo contencioso administrativo nº 4 de Valencia a fecha 21 de diciembre de 2016 dictó sentencia nº 401/2016 cuyo fallo es el siguiente; “declarando las citadas inhabilitaciones NO CONFORMES a derecho y en consecuencia, procede su ANULACIÓN. Así mismo, se condena al Ayuntamiento de Valencia al pago de costas a la administración demandada”. No habiendo presentado recurso de apelación a este Juzgado en un plazo de 15 días, el 27 de enero de 2017 se declaró firme esta sentencia. Con ello, según la sentencia firme publicada el 27 de enero de 2017, el contencioso administrativo nº 4 de Valencia ESTIMA el recurso interpuesto por D. Julián Caballero Mallea y a Doña Mª Isabel Molina Martí y DECLARA NULA la Resolución dictada por la Delegación de Incidencias de JCF en fecha 18 de noviembre de 2013 ratificada por el Pleno de la Junta Central Fallera en fecha 19 de noviembre de 2013 que condenaba a la inhabilitación para el ejercicio de cualquier cargo directivo a Don Julián Caballero Mallea y Doña Mª Isabel Molina Martí durante un periodo de tres y dos años respectivamente. Antecedentes Los hechos ocurrieron en noviembre de 2013, cuando la Falla Carrera Malilla – Ingeniero Joaquín Benlloch denunció a Julián Caballero y Mª Isabel Molina ante Junta Central Fallera por mala gestión. A pesar de que la Comisión de Recursos de JCF desestimó la denuncia y LES DIO LA RAZÓN considerando que “Debe procederse A LA REVOCACIÓN Y ANULACIÓN de la sanción impuesta a fecha 18 de noviembre de 2013 por el pleno de Junta central Fallera a los Sres Julián Caballero Mallea y Mª Isabel Molina Martí por NULIDAD DE LA MISMA, ESTIMANDO INTEGRAMENTE las alegaciones manifestadas en sus escritos de recurso interpuestos”; La Asamblea de Presidentes, en un pleno público, inhabilitó de forma unilateral, improcedente e indigna ya que no tenían sentencia ni tampoco pruebas para apoyar la acusación de la Falla Carrera MalillaIngeniero Joaquín Benlloch y de su entonces presidente Fernando Zaragoza Madrid. Cabe recordar que la Comisión Carrera Malilla-Ingeniero Joaquín Benlloch denunció por vía penal a Julian Caballero Mallea y Mª Isabel Molina Martí atribuyéndoles delitos societarios y de apropiación indebida. El juzgado desestima hasta en dos ocasiones, 10 de enero de 2014 y 21 de febrero de 2014, y archiva el caso por no existir ningún indicio de delito. Asimismo, el 17 de marzo de 2014 la Comisión presidida por Fernando Zaragoza Madrid, pese a no tener pruebas y haber perdido ya en dos ocasiones, recurren ante la Audiencia Provincial la cual vuelve a desestimar el recurso DANDO LA RAZÓN A LA FAMILIA CABALLERO MOLINA, manifestando que “En el caso que nos ocupa no se puede sostener que estemos ante la presencia de algo delictivo”. Tras tres años de duro procedimiento judicial, la justicia ha dado la razón a la Familia Caballero Molina, quienes estudian ya tomar medidas legales ante el error de la JCF así como de aquellas personas y medios que faltaron a la verdad dañando gravemente la imagen durante el citado proceso.

Atentamente: Familia Caballero Molina