Compartir

El Viernes Santo es el día grande de la Semana Santa Marinera, declarada Fiesta de Interés Turístico Nacional. Desde que despunta el día hasta bien entrada la madrugada, los Poblados Marítimos se llenan de actos de fervor y emotividad. Si la Procesión General del Santo Entierro protagoniza la tarde del Viernes Santo, la mañana es del homenaje a las víctimas del mar y los Vías Crucis.

A primera hora, sobre las 07:45 horas, comenzará uno de los actos más conocidos y multitudinarios de la Semana Santa Marinera: el encuentro y posterior traslado a la playa de dos Cristos. A esa hora, la Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador saldrá desde el domicilio que alberga estos días su imagen del Cristo del Salvador (José Estellés, 1940), en la calle Ramón de Rocafull nº 22, para realizar el encuentro. Así, llegará hasta la calle Barraca, donde se ubica el Cristo del Salvador y del Amparo (Francisco Teruel, 1943), la talla titular de la Hermandad del Santísimo Cristo del Salvador y del Amparo. En este punto, situado este año en la calle Barraca nº 141, se producirá el tradicional Encuentro de los dos Cristos.

Tras unas oraciones, se realizará una procesión conjunta y en la confluencia de las calles Amparo Guillem y Doctor Lluch se separarán. Después, el Santísimo Cristo del Salvador se trasladará a la orilla de la playa, donde se rezará una oración por los difuntos en el mar y se depositará una corona de laurel, momento protagonizado por dos mujeres que representan al personaje bíblico de María. Este año, además, la oración estará dedicada a los refugiados ahogados en el Mediterráneo.

A mediodía, sobre las 12:30 horas y finalizado el Vía Crucis, se llevará a cabo el traslado del Santísimo Cristo del Salvador y del Amparo a la playa, a la altura de la avenida Mediterráneo, para elevar una oración por todos los difuntos vinculados con la Semana Santa Marinera, por la paz en el mundo y por todos aquellos que han perdido la vida en el mar.

Vía Crucis en las cuatro parroquias

Tras el traslado del Cristo del Salvador a la playa, llega el turno de los diferentes Vía Crucis. A las 10:00 horas se iniciará el de las hermandades adscritas a la parroquia Nuestra Señora del Rosario (en total nueve hermandades), que estará encabezado por el Santísimo Cristo del Buen Acierto. Durante el recorrido se producen dos momentos muy especiales: sobre las 10:45 horas, en las confluencias de las calles José Benlliure y Arcipreste Vicente Gallart, tiene lugar el Encuentro entre Jesús Nazareno y la Virgen de la Soledad. Una hora más tarde, en la avenida Mediterráneo, cruce con la plaza de la Cruz del Canyamelar, tiene lugar la representación viviente del Paso de la Verónica.

A las 10:00 horas comienza también el Vía Crucis de la iglesia Nuestra Señora de los Ángeles, que tiene una duración aproximada de tres horas y media y en el que participan 10 hermandades. En este caso, son tres los momentos que reúnen a gran número de público: el encuentro entre Cristo y su Madre (calle Escalante), el Paso de la Verónica (calle Escalante) y el Descendimiento del Señor en la misma puerta del templo.

Mientras, las hermandades adscritas a la parroquia de Cristo Redentor-San Rafael (cinco en total) inician su Vía Crucis a las 10:00 horas. Está encabezado por la imagen del Santísimo Cristo del Salvador. Frente al nº 142 de la calle Barraca se produce el Encuentro entre la Madre y el Hijo y ante el nº208 el Encuentro entre el Nazareno y la Verónica.

A las 10:30 horas comienza el Vía Crucis de la parroquia Santa María del Mar, con la participación de cinco hermandades. El Encuentro de Jesús con su Madre se realizar en el cruce de las calles Arquitecto Alfaro y Jesús Aguirre, mientras que el Descendimiento y el Sepulcro se escenifican en el interior del templo.

Por último, la Pontificia y Real Hermandad del Santísimo Cristo de la Concordia realiza su Vía Crucis a las 11:00 horas desde la calle Noguera, nº 11. En el interior de la iglesia se escenifica el momento del Acto del Descendimiento.