Compartir

La Falla Ángel del Alcácer-José Maestre entregó su Premio Tizona en su primera edición.

Un premio que reconoce la labor de todas aquellas personas o entidades que han estado a la sombra de los grandes premiados de la fiesta. Y la primera galardonada fue Nieves Beltrán Llorens, que después de más de 25 años trabajando para el taller de Paco Roca, en multitud de tareas diversas, y brindándole su apoyo incondicional, vio reconocida su labor.

Un acto presentado por Donis Salvador Chafer, con la presencia de todas las fallas de la Agrupación Olivereta. Un premio diseñado por Silu, colaborador del acto.