Compartir

Un año más el Hemiciclo del Ayuntamiento bullía de alegría y expectación: los artistas falleros que conquistaron los primeros galardones de todas la secciones de las Fallas 2018 de la ciudad de València iban a recibir sus ansiados premios.

Sin embargo, ellos no eran los únicos emocionados. Una multitud de internautas por las redes sociales y tvfallas los acompañaron toda la velada. De hecho,en Twitter el #galartista fue trendic topic esa tarde.

La ceremonia, que fue presentada por la Fallera Mayor Infantil de València 1996, Lucía Andrés Zarapico, y el Artista Fallero Paco Pellicer, la inició el Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros, José Ramón Espuig, reinvindicando el papel central de la falla en nuestra fiesta con el manifiesto «Volem Falla». Así mismo, insistió que para que esto se pueda cumplir hay que aumentar el presupuesto mínimo dedicado a este elemento que vertebra y da nombre a la celebración.

Muchos artistas presentes lo acompañaron en este parlamento, a través de chapas con el logo de #volemfalla.

La entrega de galardones corrió a cargo de las Falleras Mayores, Rocío Gil y Daniela Gómez, concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset y el Maestro Mayor del Gremio de Artistas Falleros, José Ramón Espuig. Por sus manos pasaron los palets en el siguiente orden: Fallas Experimentales Infantiles, Ninot Indultat Infantil, Fallas Infantiles, Premios Caliu, Fallas Experimentales Grandes, Ninot Indultat Grande y Fallas Grandes.

El gozo de los ganadores se respiraba en el ambiente, y habia algunos que la emoción de recibir les dificultaba no dejarse llevar por el regocijo. Entre las anécdotas esta la del artista  Iván Tortajada quien, junto a su hermano, alzó el palet por la falla «Mira adentro» de la comisión Maestro Gozalbo-Conde Altea, mientras que Pere Baenas, que ganó con «Per naturalea» por la falla Covento Jerusalen, no pudo asistir a la gala y recogió el galardón a su nombre su hija Cristina

El concejal de Cultura Festiva, Pere Fuset, cerró el acto ahondando más en el manifiesto de «Volem Falla», asegurando que se ha creado un decálogo de buenas prácticas para poner en valor la falla como no taparla  o acercarla a cualquier individuo o colectivo con diversidad funcional. Además, Fuset ha recalcado que las fallas son arte e impresindibles para la fiesta, por eso la cuantía mínima para participar en los concursos, 600 euros, se va a incrementar progresiva y ordenadamente.

Para finalizar se invitó a pasar a todos los presentes al Salón de Cristal para brindar con cava por los éxitos.