Compartir

La Catedral de Valencia ha acogido el tradicional concierto a beneficio de la Fundación “Mare de Déu dels Innocents i Desamparats” (MAIDES), dedicada a la atención de enfermos mentales y personas que sufren enfermedades crónicas.

El concierto, organizado por la Corte de Honor de la Virgen de los Desamparados, ha contado con las actuaciones de la Escolanía de la Virgen, la Coral Catedralicia y la Schola Gregoriana Laetentur.

Así, la Escolanía de la Virgen ha interpretado obras de Francisco Guerrero, José María Beobide o Joseph Rheinberger, entre otras piezas. Igualmente, la Coral Catedralicia ha ofrecido la Cantata “Christ lag in Todesbanden” de J. S. Bach.

“Aunque tenemos una respuesta muy positiva de la gente, seguimos necesitando medios económicos, donativos y eventos como este concierto para que la sociedad se sensibilice de la labor que la Fundación realiza con estos enfermos”, han indicado.

El concierto cuenta también con una fila cero para aquellas personas que quieran hacer su donativo. Por ello, la organización ha habilitado cuentas bancarias en Bankia: 2038-6309-15-6000028645 y La Caixa: 2100-4459-51-0200076700

El recital, que desde hace tres años se ofrecía en el Palau de la Música, ha contado con la asistencia de la Fallera Mayor de Valencia, Alicia Moreno.

Fundación MAIDES

MAIDES es una fundación sin ánimo de lucro, canónica y autónoma, cuyo objetivo es la atención integral a personas con enfermedad mental crónica y que se encuentran en situación de pobreza y exclusión social. Desde MAIDES se acoge, acompaña y apoya a estas personas y se llevan a cabo procesos de rehabilitación psicosocial para lograr el avance en la superación de sus síntomas y discapacidades y alcanzar el máximo nivel de autonomía personal y participación social.

Actualmente MAIDES cuenta con dos viviendas tuteladas, “Vilafarell” y “Vilablanca”, con capacidad para 14 residentes así como ocho viviendas para 18 usuarios del Programa de Acompañamiento Domiciliario (PAD). Además, atiende a cinco personas en su vivienda de transición “Siquem” y a diez usuarios en el programa de Acompañamiento de Baja Intensidad (ABI)

La fundación fue constituida como fundación canónica en 2008 por la Archicofradía de Nuestra Señora de los Desamparados, Cáritas Diocesana y los Seguidores de la Virgen, con el objetivo de continuar la labor de estas entidades iniciada, en el caso de la Archicofradía, hace más de 600 años.