Compartir

Numerosos vecinos y vecinas se acercaron con mucha emoción a la patrona para recitarle poesías y oraciones.

Torrent ha celebrado estos últimos días los actos de conclusión de la festividad de la Virgen María de los Desamparados después de que la semana pasada tuvieron que ser aplazados debido a la lluvia.

El domingo se celebró la solemne procesión por el itinerario habitual y ayer noche la imagen de la Virgen María volvió a salir a la calle para ser trasladada, como marca la tradición, desde la parroquia de la Asunción hasta la parroquia de Sant Lluís Bertran.

Durante el trayecto, numerosos vecinos y vecinas se acercaron con mucha emoción a la patrona para recitarle poesías y oraciones a la vez que una lluvia de pétalos caía encima de la Virgen María y sus portadores.

El alcalde Jesús Ros y un grupo numeroso de la corporación municipal fue junto a los centenares de personas que llenaron las calles de nuestra ciudad.

Al llegar la imagen al antiguo ayuntamiento, en la calle de Ramón y Cajal, serían las falleras mayores de Torrent, Noelia Peinado y Carla Pallardó, la reina del Encuentro, Carmen Verdet, y la musa de la Música, Gema Guillamón, las que le recitaron sus versos.

Finalmente al reunir a la parroquia de Sant Lluís Bertran se disparó un castillo de fuegos artificiales para poner punto y final al acto.

Además, desde esta mañana todo el que quiera puede acercarse a la parroquia de Sant Lluís Bertran para participar en el besamanos. Por último, el alcalde Jesús Ros y el regidor del área de Cultura, Alfred Costa, junto a otros miembros de la corporación municipal han participado en esta tradición que cierra los actos en honor de la Virgen María de los Desamparados.