Compartir

El Centro Público de Formación de Personas Adultas de Torrent, situado en la Plaza San Pascual, celebró ayer su merienda de fallas, cada aula en los descansos de sus respectivos turnos pudo disfrutar de una típica merienda fallera con chocolate y buñuelos.

Los alumnos que disponen los alumnos del espacio del que dispone la escuela en la calle Marco también tuvieron la oportunidad de disfrutar de la merienda.

El alcalde Jesús Ros junto a la concejala de Educación, Patricia Sáez y un nutrido grupo de la corporación municipal quisieron acompañar a los miembros del centro de la plaza San Pascual.