Compartir

La Falla Luis Cendoya de Puerto de Sagunto inauguró el pasado viernes, 2 de diciembre, su semana cultural con una exposición dedicada al mundo de los belenes. Las Falleras Mayores de esta comisión de Puerto de Sagunto, Patricia Romera y María Albalat, y sus presidentes, Juan Carlos Requena y Pablo Requena, fueron los encargados de cortar la cinta inaugural ante la presencia de las máximas representantes de la Federación Junta Fallera de Sagunto, Raquel Martín y Ana Isabel Dorado, que estuvieron acompañadas del vicepresidente de relaciones externas, Antonio Fresno, y el delegado de Cultura, Gaby Collado.

En la muestra preparada por esta comisión, todos los presentes pudieron ver diversos formatos de belenes con sus nacimientos o escenas típicas de este tipo de instalaciones; de este modo, había belenes más antiguos y tradicionales, otros más modernos, algunos de ellos en miniatura e incluso algunos hechos con chocolatinas, botellas de agua y de refresco. Pero, sin lugar a dudas, el que más llamó la atención fue el belén valenciano realizado por los propios falleros de esta comisión hace algunos años.

Entre el resto de actividades realizadas dentro de su programación cultural cabe destacar una visita guiada por el Teatro Romano y el Castillo, entre otros lugares del casco histórico saguntino, un taller de cocina para los más pequeños, cucañas para adultos o la grabación de un lipdub en su casal fallero con una de las canciones más especiales para esta comisión como es “A quién le importa” de Alaska, que han compartido a través de las redes sociales.

A los integrantes de esta falla de la localidad, aún le quedan algunos días por delante de su semana cultural puesto que esta noche acudirán al cine a ver la película “Villaviciosa de al lado” mientras que, mañana, serán los más pequeños los que disfruten del séptimo arte. La semana cultural concluirá el domingo, 11 de diciembre, con una comida popular y la entrega de premios de los diversos concursos. Además, hasta este último día, Luis Cendoya, llevará a cabo una recogida de juguetes que serán donados, posteriormente, a Cáritas para los niños de las familias más necesitadas de la ciudad.