Compartir

La mañana del 17 de marzo, los falleros amanecieron con cinco ninots menos en su falla infantil.

La Fallera Mayor Infantil de la comisión se dio cuenta del hurto al echar de menos al ninot que quería salvar de las llamas del fuego la noche de la cremà.

Por desgracia, el vandalismo se hace notar en las fallas un año más, y en esta ocasión, no sólo han sustraído cinco ninots de la falla infantil sino que además han jugado con la ilusión de la comisión infantil.

Los falleros se quedaron ayer decepcionados al ver que el proyecto del artista Juanjo García había sufrido un acto vandálico. La fechoría se produjo pasadas las cinco de la madrugada, ya que la falla tiene contratado un vigilante hasta las cuatro y los falleros permanecieron en la zona hasta pasadas las cinco de la madrugada.

A esta fallita le faltan ahora la figura de una bailarina que había encima de un caballito, un forzudo que había con dos muñecos, dos bebés que había dentro de una jaula y un mago. Precisamente la hija de uno de los Presidentes, Elía, que es la Fallera Mayor Infantil se quería llevar uno de los bebés como ninot indultat, pero se ha quedado sin él y está decepcionada.