Compartir

La Falla Municipal infantil avanza en el taller de los artistas falleros de Benimaclet

Tan solo quedan tres meses para que Valencia empiece a llenarse del arte efímero de nuestras fallas, y por eso, los talleres que se encargan de las fallas municipales continúan su trabajo sin descanso.

En esta ocasión, hablamos con Cap de Suro Estudi, formado por Xavi y Ariadna, que este año construyen la parada de flores nº 14 de la Plaza del Ayuntamiento y que podremos ver en la calle el 14 de marzo.

Como nos ha contado Xavi ya han finalizado la estructura central y los modelados de las figuras protagonistas. Recientemente han acabado de lijar estos ninots y faltan algunos objetos y detalles por modelar. Actualmente están comenzando a pintar la falla, empezando por los colores rosas y salmón de la piel de los ninots. En los próximos días quieren acelerar el trabajo con la colorida paleta que promete la parada de flores nº 14, para poder dedicarle más tiempo a la fase de decoración y elaboración de detalles, como las flores de papel que contengan las macetas.

Además Sara Larrazábal, Fallera Mayor Infantil de Valencia y su Corte de Honor, han puesto su granito de arena en este proceso; y es que hace unos días visitaron el taller y participaron en un taller para participar en la creación de la falla. Desde Cap de Suro se han creado trece tiestos con la forma del busto de una fallera, y las trece niñas pudieron hacer el empapelado de las figuras con la ayuda de los artistas falleros.

Las niñas se llevaron buenas impresiones y les gustó mucho tanto el taller como la forma que iba tomando la falleta municipal. Además estaban bien informadas sobre el homenaje que quiere hacer la falla al tradicional mercado de flores de Ayuntamiento. Por otro lado se ha recuperado el espíritu de «l’estoreta velleta», constituyendo parte de los expositores con muebles reutilizados a los que se les va a dar una última vida antes de que las llamas devoren esta obra.

Con todo esto, la falla municipal infantil propuesta por Cap de Suro Estudi busca una cremà más limpia y unos ninots que además de su belleza, sus formas y sus colores tengan una historia que contar. Sin embargo, tenemos que esperar 90 días para descubrirla.

Comienza la cuenta atrás.

FotografÍas: Josep V. Zaragoza