Compartir

Diversos representantes de los falleros y de colectivos sociales han participado en la pintada de la falla municipal 2018, un acto que se ha desarrollado entre las 18 y las 20 horas.

La iniciativa ha contado con la presencia de los artistas Latorre y Sanz y del diseñador internacional Okuda.

En la tarea han colaborado la Fallera Mayor de València, Rocío Gil, y su Corte de Honor, las portavoces y los portavoces de los grupos municipales, representantes del Gremio de Artistas Falleros, de Junta Central Fallera, del jurado que escogió la falla municipal de este año, así como de las federaciones falleras y la Interagrupación de Fallas. Además, también han participado las federaciones de Folklore de la Comunitat Valenciana, de Dolçainers i Tabaleters, de Sociedades Musicales de la Comunidad Valenciana y de Asociaciones de Vecinos y Vecinas de València, del Colegio de Arte Mayor de la Seda, de PIROVAL, de los comercios del centro histórico y, por descontado, de la Escuela de Arte y Superior de Diseño y del Ciclo Formativo de Artistas Falleros. De hecho, han sido estos últimos quienes han asistido a los participantes para asesorarlos en cuanto al proceso de pintura de arte urbano.

El concejal de Cultura Festiva del Ayuntamiento de València, Pere Fuset, ha explicado que esta iniciativa constituye una muestra de la participación de la población en la fiesta y ha permitido observar en qué consiste la técnica de espray que se ha usado para dar color a la falla.

Fotografías: Armando Romero