Compartir

El lunes 4 de julio tuvo lugar un emotivo acto en torno a la figura de la Reina de las Fallas del año 1931, Ángeles Algarra Azuara, primera representante fallera de la historia.

Este concurso fue organizado por el Comité Central Fallero en septiembre de 1930 en dos días. En la primera jornada, el sábado 13, se presentaron 59 bellezas representantes de otras tantas comisiones falleras, siendo elegidas 11 finalistas e imponiéndoles la correspondiente banda acreditativa. En la segunda jornada del sábado 20 de septiembre, tuvo lugar la elección final entre las once candidatas preseleccionadas anteriormente, resultando elegida Ángeles Algarra como Reina de las Fallas. La elección se realizó por cantidad de aplausos y ovación entre los asistentes que habían pagado la entrada al recinto de los Viveros.

Tras varios meses de contacto entre los hijos de Ángeles Algarra y Junta Central Fallera -coordinado por José Antonio Izquierdo, Responsable del Área de Archivo-, las conversaciones han dado sus frutos y la familia donará las bandas acreditativas que Ángeles Algarra lució en el primer certamen del concurso de bellezas organizado para elegir a la Reina de las Fallas de 1931.

A la sede de Junta Central Fallera acudieron los dos hijos de Ángeles, Vicente y Ángeles Pardos Algarra, que fueron acompañados por familiares. Allí fueron recibidos por el Secretario General, José Martínez, el director del Museu Faller, Gil Manuel Hernández, y varios miembros de Archivo. Tras la visita de cortesía, ambas partes procedieron a firmar el documento de la donación de las dos bandas acreditativas, e hicieron la entrega oficial a JCF, para poder ser expuestas próximamente en el Museu Faller.

angeles-reina-fallas-1931