Compartir

Las comisiones de las Falleras Mayores de Valencia 2016 se unieron para celebrar la experiencia vivida gracias al destino.

Alicia Moreno Morales pertenece a la Falla Doctor Álvaro López-San Juan de Dios de la Malavarrosa y Sofía Soler Casas a la Falla General Asensio-Marqués de Solferit de Quart de Poblet. Dos comisiones lejanas entre sí, que sin embargo, han compartido un año más unidas que nunca gracias a sus grandes protagonistas.

Para celebrar esta unión, ayer decidieron juntarse para conmemorar que ambas comisiones permanecerán unidas en la historia fallera -a pesar de la distancia que las separa-.

Cada año, el destino une a una niña y a una señorita como máximos exponentes de la fiesta fallera. Dos personas desconocidas que acaban formando parte de sus respectivas familias.

A lo largo del año comparten una intensa agenda, muchas confidencias y momentos de gran intensidad. Una relación que se estracha con el paso del tiempo y que permanece como fruto de ese año vivido.

Por todo ello, los falleros de ambas comisiones decidieron unirse en una fiesta de “germanor” para celebrar “la suerte que tuvieron al unirse en este bonito camino”.

El casal de Marqués de Solferit fue el lugar donde se desarrolló esta jornada fallera en la que no faltaron los parlamentos de homenaje, la paella valenciana y un magnífico ambiente fallero.

A la cita no faltaron directivos de Junta Central Fallera, las Cortes de Honor, las familias de las Falleras Mayores de Valencia, los amigos y sus falleros.

Y es que lo que 2016 ha unido permanecerá en el recuerdo y quedará inmortalizado en sus miles de fotografías y detalles que han ido recopilando a lo largo del ejercicio fallero.