Compartir

Las fallas del Cabanyal, Cañamelar y Grao tendrán que retirar las carpas horas antes para poder celebrar las procesiones de Domingo de Ramos.

Las Fallas y los primeros actos de la Semana Santa Marinera coincidirán en el tiempo. La Nit del Foc del 18 de marzo será viernes y precisamente esa misma jornada coincidirá en el calendario festivo de la Semana Santa con el Viernes de Dolor, jornada importante para los colectivos de Granaderos de la parroquia del Rosario, Cabanyal y Grao que realizan procesiones con las imágenes de la Dolorosa.

San José y la noche de la cremà será sábado y, a la jornada siguiente, el 20 de marzo de 2016 será Domingo de Ramos y las hermandades y cofradías de la Semana Santa Marinera harán la bendición de palmas.

No es la primera vez que se produce este solapamiento en el calendario festivo, la última ocasión en la que ocurrió algo así fue en 2008 y la mayoría de los colectivos religiosos optaron por no procesionar y esperar a que pasara una fiesta para comenzar otra, eso sí, renunciando a los primeros actos del programa.

El Hermano Mayor de la Semana Santa Marinera, Francisco Carles, explica que “otras veces que ha coincidido, la mayoría de los colectivos que iban a procesionar no salen y, en todo caso, realizan los actos litúrgicos, pero no posesionan”.

Más de una decena de actos se verán afectados en el calendario de la Semana Santa Marinera de Valencia, ni retreta, ni sábado de pasión y tampoco se realizarán los traslados a las distintas casas y colectivos porque están las fallas en la calle y no pueden pasar con los tronos-anda.

José María Orero de los Granaderos del Grao, explica que “lo que haremos es la misa y el besamanos a la Dolorosa porque a la gente le gusta estar cara a cara con la Virgen. Es decir, seguiremos con los actos litúrgicos y no sacaremos a la Virgen porque la llevamos a hombros entre sesenta personas y, como llega a una altura de seis o siete metros, tropezaríamos con las banderas que se ponen en Fallas por las calles”.

La hermandad de la Crucifixión del Senyor, también se ve obligada a suspender la procesión a costal por las calles del Canyamelar en una procesión que dura casi tres horas, ya que el sábado de San José, las fallas estarán plantadas e incluso llegaría a coincidir con la cremà de las primeras fallas.

Otro dato curioso es que como San José será sábado, y al día siguiente es Domingo de Ramos, se pasará de una fiesta a otra sin descanso. Así como este año hay una semana de separación, en 2016 un día se verá en la calle a gente ataviada con el traje de valenciana o torrentí y al siguiente, habrá vestas, personajes bíblicos, granaderos, ronquinos y pretorianos.

“Como hay muy buena sintonía entre los falleros y la Semana Santa Marinera, lo que se hace cuando coincide es que en la mañana después de San José se desmontan las carpas de las fallas para que se pueda desarrollar sin problemas el Domingo de Ramos”, añade Francisco Carles, Hermano Mayor de la Semana Santa Marinera. Así pues, las carpas de las comisiones que están cerca de los recorridos procesionales desaparecen de la vía públicas horas antes de lo habitual.

Como anécdota, Carles recuerda cuando un año “el día de San José nos fuimos a participar en una procesión de Sagunto, localidad donde paralizaron los actos de fallas, y cuando volvimos al Cabanyal, todavía con los trajes de procesionar nos pudimos hacer una foto en la falla del Barrio Beteró, que estaba montada”. “Además -ha añadido Carles- como curiosidad adelanto que dentro de unos 100 años coincidirá que la Semana Santa caerá en medio de la semana fallera”.