Compartir

A las seis y media de la tarde arrancaba la tradicional procesión por las calles del centro histórico de la ciudad.

Los máximos representantes de las fallas de Valencia han abierto la procesión de la Virgen, una cita emotiva en la que los valencianos se vuelcan con la Mareta.

El momento más álgido de la procesión se vive en la calle Caballeros y en Bolsería ya que es en estos dos puntos cuando la imagen de la Virgen recibe una intensa lluvia de pétalos a su paso.

A.Sáiz/AVAN
A.Sáiz/AVAN

Las Falleras Mayores de Valencia 2017, Raquel Alario y Clara Mª Parejo, y sus respectivas Cortes de Honor han participado en la Procesión de la Virgen de los Desamparados, como muestra de fervor y cariño hacia la patrona.

Este año el itinerario se ha modificado como consecuencia del accidente que tenía lugar esta mañana al descolgarse la puerta de la Basílica de Valencia, que ha causado lesiones leves a una mujer de 80 años de edad. Dado que la puerta afectada es por la que da acceso a la Basílica, la procesión con la Virgen de los Desamparados que parte de la Catedral ha entrado por la puerta de la Basílica recayente a la plaza de la Almoina.