Compartir

La falla infantil de la comisión Maestro Gozalbo – Conde Altea 2017 trata sobre las maneras de orientarse y lleva por título «Fent camí».

En ella aprenderemos a orientarnos en la montaña mediante los restos de la nieve o por las marcas en las piedras y árboles que nos confirman si vamos en la buena dirección.

En el mar la luna y las estrellas pueden guiar a los marineros si se pierden, también es un medio por el que descubrir nuevos mundos como le sucedió a Cristóbal Colón.

En el bosque el musgo de los árboles, o los anillos de sus troncos te pueden servir para saber por dónde sale y se pone el sol.

Una estrella fugaz guió a los reyes magos en su largo camino hacia Belén.

En la ciudad nos podemos orientar con un mapa, a través de sus edificios más singulares, por los carteles, las señales, que ayudan a los más «des-orientados» a ubicarse. Se hacen rutas para conocer su historia y sus costumbres, de la misma manera que cuando somos nosotros los que nos vamos fuera, nos gustaría llevarnos aquello que más queremos y de lo que nos enorgullecemos, y por ello vemos a una fallera exportando la arquitectura, la indumentaria, la fiesta y tradición valenciana cuando se va de viaje.

Recorridos sin fin, cinematográficos, literarios, imposibles, frikis, nómadas, migraciones, compañeros de viaje y todo tipo de caminos en nuestra falla infantil de este año.

La comisión hace un llamamiento e invita a todo el mundo a que les acompañe y aprenda con ellos en este viaje que está a punto de empezar.