Compartir

El día oficial de la plantà en Valencia el artista fallero Manolo García ultima los detalles de la Falla Municipal de la Plaza del Ayuntamiento de Valencia, cuyo lema “Fallas en el mundo” viene a refrendar la candidatura para que la UNESCO las considere como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad.

Manolo García ha asegurado que la mayor complejidad del monumento ha estado en “unir las piernas a la cintura de la figura central”, y ha asegurado que el trabajo en madera es “pura artesanía con chopo y pino, en varas muy finas ” que conforman la figura del artesano central de la popular Falla del Ayuntamiento.

El artista fallero se ha mostrado “orgulloso de poder plantar esta falla por tercer año consecutivo, y espero poder hacerlo más años, me haría mucha ilusión”, tanto a él como a su equipo, diez personas que han trabajado durante seis meses en este monumento.

Manolo García ha querido hacer “un homenaje a tantos artistas y artesanos valencianos, desde los artistas falleros, a los alfareros, el sector del mueble, el juguete o la cerámica entre muchos”, con una figura central que representa un artesano, de 23 metros de altura, construido en madera y cubierto de vareta.

Alrededor, cinco reproducciones de las cinco fallas que más han impactado en la Plaza del Ayuntamiento en las últimas décadas, desde la Torre Eiffel, pasando por la Estatua de la Libertad, el David, el Moisés y el Concorde. En ese Concorde, un guiño de humor, imprescindible en las fallas, a un lado viajan la Fallera Mayor y su corte, y al otro políticos como Joan Ribó o Pere Fuset, representados en fotografías.

En la falla se han empleado 22 metros cúbicos de madera de chopo para vareta y 35 metros cúbicos de madera de pino para armazones y caballetes. La pintura es otro importante elemento del monumento fallero; en este sentido, la empresa valenciana Pinturas Blatem ha suministrado pintura al agua para el pintado de la obra de Manolo García. La pintura se caracteriza por ofrecer una gran resistencia a la intemperie y una excelente cubrición, detalles que han convencido al artista fallero. Además, se trata de una pintura respetuosa con el medio ambiente, debido a que en el momento de la combustión durante la cremà, emiten menos sustancias contaminantes a la atmósfera.

El remate de la falla, un anillo en que la frase “Fallas en el mundo” se reproduce en 5 idiomas, el mejor homenaje a una fiesta internacional que busca su reconocimiento por la UNESCO.

Miles de imágenes ya circulan por las redes sociales de todo el mundo de este monumento fallero que hoy se ultimará, y que provoca la admiración de todos los visitantes.