Compartir

Figuras del toreo como Enrique Ponce, El Juli o Morante han encabezado la manifestación por las calles del centro de Valencia.

Varios miles de aficionados taurinos se han dado cita hoy en Valencia para participar en una multitudinaria manifestación en defensa de la fiesta, que ha sido encabezada por algunos de los matadores de toros de mayor presencia en el escalafón, varios rejoneadores, empresarios y ganaderos.

Convocados por la Unión Taurina de la Comunitat Valenciana, Fundación del Toro de Lidia y la Federación de Bous al Carrer (nombre con el que se conocen a los festejos populares en la Comunitat Valenciana), la multitud ha recorrido varias calles aledañas al coso de la calle Xàtiva sin incidentes destacables.

Al término de la manifestación, el matador de toros valenciano Enrique Ponce ha leído un manifiesto desde uno de los balcones de la plaza de toros en defensa de “un bien cultural, que ampara la Constitución” y ha reivindicado la tauromaquia “como portadora de valores sociales y humanos, y como soporte básico y principal de la biodiversidad en nuestro país”.

La comitiva, que ha ocupado prácticamente toda la calle Xàtiva y la explanada de la Estación del Norte de Valencia, ha exhibido cientos de banderas de España con la figura de un toro superpuesta y ha coreado constantemente: “libertad, libertad”.

Ya por la mañana, unas doce mil personas que han abarrotado la plaza de toros de Valencia y han exigido ya con sus gritos libertad para la tauromaquia, durante el festejo de recortadores previo a la masiva manifestación pro taurina convocada para las tres de la tarde.

Momentos antes de que comenzara el XI Concurso Nacional de Recortadores, que puso el cartel de “no hay localidades” en las taquillas, los tres diestros anunciados esta tarde -Rafaelillo, Manuel Escribano y Paco Ureña- leyeron el manifiesto redactado para esta jornada reinvidicativa, que provocó constantes ovaciones y gritos de “libertad” en los tendidos.

Este manifiesto, que también se leerá al finalizar de la manifestación convocada con el lema “Por la cultura, las raíces y la libertad de un pueblo”, apela al orgullo de los aficionados a los toros y reclama que se respeten sus derechos.

En el texto que leyeron los tres toreros se reivindica la tauromaquia “como portadora de valores sociales y humanos, y como soporte básico y principal de la biodiversidad en nuestro país, con 500.000 hectáreas de dehesa que mantienen gracias a la cría del toro bravo”.

El manifiesto señala también al mundo del toro como “herramienta económica dinamizadora de tantas y tantas ciudades, por su capacidad de crear puestos de trabajo, por los efectos en la fijación de la población rural, por sus aportaciones a las arcas del Estado y, fundamentalmente, por que es una raíz de nuestra cultura a la que tenemos derecho a no renunciar”.

Del mismo modo, los organizadores de esta jornada de defensa de la tauromaquia exigen, “como es propio en un Estado de derecho, la libertad de elegir y de pensar, un tratamiento de igualdad respecto a otras actividades y artes, tanto en lo que se refiere a aprotaciones fiscales como a la promoción (…) y, por descontado, no aceptamos la injuria y el insulto de quienes nos atacan”.

En el concurso de recortadores posterior a la lectura del manifiesto, al que asistieron peñas de todos los puntos de España donde se celebran festejos de este tipo, se corrieron toros de la ganadería de Adolfo Martín -ganadería que también lidiará en la corrida de esta tarde- ante los que se alzó campeón el valenciano Simón Gómez.