Compartir

Vicente Ramirez es el intérprete valenciano que más canciones ha dedicado a su tierra y en especial a las fiestas y tradiciones de su ciudad.

La cercanía de las fiestas falleras provoca la aparición de múltiples expresiones artísticas, pirotécnicas y musicales. Y de todas las canciones que suenan por las calles de Valencia, existe una que ha sabido hacerse un hueco entre los pasodobles y las canciones populares: “Valencia en Fallas”.

Una canción alegre y jovial, bastante simple y que, sin embargo, describe a la perfección el espíritu de los valencianos y también un hecho curioso que suele suceder: “Todo aquél que visita Valencia, regresa a ella”.

Con el cambio de gobierno han sido muchos los cambios que han surgido en la sociedad valenciana, sobre todo, en el área de Fiestas y Cultura Popular -ahora conocida como Cultura Festiva-, algunos justificados y otros debatibles.

Esta vez la “renovación” ha sido focalizada en la mítica canción “Valencia en Falla”, no sabemos si por la asociación que esta canción ejerce para algunos con la figura de la hasta ahora alcaldesa de la ciudad Rita barberá, o más bien, por la necesidad imperante de traducir la letra al “valencià normalitzat”.

La cuestión es que hace unos meses el nuevo con concejal de fiestas del ayuntamiento de Valencia se puso en contacto con el cantante de una de las canciones más internacionales que tenemos los valencianos, para “preguntarle” si podían cambiar la letra de su canción por una versión en valenciano, aprovechando la situación ya que el propio intérprete regaló a Valencia y a las Fallas dicha canción, cuando Rita Barberá estaba al frente del gobierno municipal.

Tras la aceptación, casi obligatoria, del cantante Vicente Ramírez, se pusieron a trabajar para reversionar la canción “Valencia en Fallas” de manera que cuadrara con los parámetros tipo de canciones valencianas que este año se escucharán en la plaza del Ayuntamiento.

Después de meses de trabajo a cargo del grupo valenciano “Bajoqueta Rock” el nuevo “Valencia en Fallas”, posiblemente, se quedara sin sonar estas Fallas.

El principal problema al que tienen que hacer frente son los derechos de actor, algo que no tuvieron en cuenta desde el propio consistorio cuando procedieron a dicho encargo.

El estilo único de esta mítica canción peligraba al intentar versionar la música que el prestigioso compositor de letras de canciones, Vicente Raga, realizó en 1993 bajo el encargo del polifacético artista valenciano Vicente Ramírez que le puso voz y triunfó, tal y como su propio nombre indica en “Valencia en Fallas”.

En 1999 el Sr. Raga fallece y en la SGAE no puede realizarse una versión de la canción original, a no ser que lo autorice el autor original o sus herederos. Con el autor original y sus descencencia fallecida no es posible registrar cambio alguno hasta que no pasen 50 años del fallecimiento de dicho autor… Así que habrá que esperar para escuchar una nueva versión del “Valencia en Fallas” oficial, más actual y con sus propios derechos.

Sin duda se trata de una canción que se ha ganado un hueco en el corazón de los valencianos y cuyos derechos de autor todavía prevalecen; por lo que, si el actual equipo de gobierno insiste en hacer una versión más rockera interpretada por “Bajoqueta Rock” podría no contar con los derechos de autor ya que no sólo se pretende actualizar la versión sino que además la canción se cantaría en valenciano.

Como el propio Vicente Ramírez indica “Creo que es una canción que cumple su papel en castellano porque es como una llamada a todo el mundo. ¡Si hasta la ponen en Buenos Aires!. Yo quizá la habría dejado en castellano. Y lo digo yo, que hablo valenciano y que tengo muchas canciones en mi lengua”. Además, Vicente ha recordado al equipo de gobierno que “no es fácil acertar con el repertorio porque la gente va a las mascletaes a disfrutar del ambiente festivo de la plaza. La gente quiere cantar, saltar y bailar”.

La polémica no ha hecho más que empezar porque cualquier modificación de la versión definitiva de la obra mediante añadido, supresión o cambio de cualquier elemento de la misma, necesitará de la autorización de los titulares, salvo que renuncien expresamente a ellos.

Un obstáculo legal que podría frenar el estreno de la nueva versión del “Valencia en Fallas” en el balcón del Ayuntamiento de Valencia.