Compartir

Estas carreras se caracterizan porque los jinetes y amazonas corren sin montura.

La zona de playa de la Creu de la Conca de Pinedo acogerá hasta el miércoles 24 la tradicional “Correguda de Joies”. En esta competición hípica los jinetes y las amazonas recorrerán, a lomos de sus caballos sin montura alguna, 700 metros de playa, y se batirán en duelos eliminatorios para obtener el trofeo, “la joia”, que es un pañuelo de seda que cuelga de una corona de laurel.

Las “corregudes de joies” se llevan a cabo desde hace más de 140 años durante las celebraciones de la Festa Grossa de Pinedo. Estas carreras de caballos formaban parte de las fiestas patronales de casi todos los pueblos y pedanías de l´Horta Sur, pero actualmente sólo se continúa con la tradición en este núcleo urbano de Valencia.

En la “correguda de joies” de Pinedo los jinetes recorren 700 metros a lomos de sus caballos sin utilizar ningún tipo de silla de montar para conseguir la “joya”, que antiguamente se regalaba a la persona amada al finalizar la carrera. En cuanto a las normas de esta competición, destaca, por ejemplo, que se pueden inscribir gratuitamente todos los jinetes mayores de 16 años que lo solicitan en plazo, y que antes de empezar la carrera se realizarán sobre la arena revisiones veterinarias a los caballos participantes.

Los trofeos serán entregados el último día por las autoridades competentes en presencia de los medios de comunicación, y todos los participantes recibirán un trofeo con un pañuelo de seda como marca la tradición.