Compartir

Tras 25 años disparando en la Plaza del Ayuntamiento, la Pirotecnia Crespo ha sorprendido al público con un terremoto atronador y muy novedoso.

Con la llegada del fin de semana y de los días grandes de Fallas, la Plaza del Ayuntamiento comienza a convertirse en un hervidero de falleros y turistas que no quieren perderse su cita con la mascletà. La Pirotecnia Crespo, fundada en Alzira en 1920, ha disparado una mascletà que ha inundado el ambiente de pólvora, comenzando por una traca tradicional, para acabar con un terremoto novedoso de ‘Turbobost’ que ha sorprendido al todo el público.

Entre los invitados al balcón del Ayuntamiento para asistir a la mascletà de Pirotecnia Crespo, que el año pasado disparó el día 9 de marzo, ha destacado la presencia del President de la Generalitat, Ximo Puig, y de la consellera de Agricultura, Elena Cebrián Calvo, que han compartido espacio y experiencias con las Falleras Mayores de Valencia, Alicia Moreno y Sofía Soler, el alcalde, Joan Ribó, y miembros de la corporación municipal.

Además, han podido vivir esta mascletà, un clásico ya en el calendario piroténico de Fallas, los diez ciudadanos elegidos por sorteo para el 12 de marzo, los representantes de las juntas locales falleras de Sollana, Sueca y Silla y de las comisiones de las fallas de Valencia Olivereta – Cerdà i Rico, Ciscar-Burriana, Grabador Esteve – Cirilo Amorós, Cuba-Dénia, Blocs Platja, Archiduque Carlos – Chiva y Bailén-Xàtiva.

Además de distintos premios en certámenes pirotécnicos, Pirotecnia Crespo consiguió en octubre de 2015 realizar la traca más larga del mundo en Alzira, con 22.500 metros montados y disparados.

mascleta12marzo

mascleta-piro-crespo