Compartir

A penas 24 horas después de recibir la telefoneada más esperada de su vida, Rocío Gil Uncio y Daniela Gómez de los Ángeles, han sido proclamadas al Hemiciclo del Ayuntamiento Falleras Mayores de Valencia 2018.
Con la emoción de sus familias, Rafael, María José y Carla, padres y hermana de Rocío y Juan Carlos, Eva y Claudia, los progenitores y la hermana mayor de Daniela; el apoyo de sus compañeras Alicia, Marta, Marta, Meritxell, Laura, Silvia, Estefanía, Lucía, Lucía, Mireia, Noelia y María, así como Aitana, Aitana, Alba, Blanca, Daniela, Lola, María, Marina, Nekal, Marta, Paula y Vega, el alcalde Joan Ribó, encargado de nombrar y proclamar las nuevas Falleras Mayores, las ha exhortado a representar en la fiesta de los sentidos, la fiesta total de la cual son ejemplo y ha destacado los valores de convivencia y diálogo de la Fiesta.
Visiblemente emocionada, Daniela estrenaba traje con tela de empresa Valenciana de la Seda, una seda estrechada llamada “Lyon de Francia” confeccionado por Flor de Algodón en color enarena y metal oro, con flores en gris y rosa. Un vestido que ha sido un regalo de sus yayos. Los peines son de Flor de Agua y el aderezo es de Peris Roca Orfebres.

Rocío ha vestido una seda estrechada de color rojo con el dibujo “Valencia” de Garín, uno de los que más Falleras Mayores de Valencia han lucido y manteletes en seda y oro. Los peines son de Flor de Agua. Un trajetambién muy especial para ella puesto que es el que estrenó el día de su Presentación como Fallera Mayor de la Plaza de Mercé. Está confeccionado por Eugenia Puertes.

La totalidad de la Corte de Honor infantil y casi toda la Corte Mayor ha lucir también vestidos del siglo XIX en varios colores, puesto que todavía no tienen confeccionados los trajes oficiales.
El acto ha culminado al Salón de Cristal del Ayuntamiento con lo entrega de los alfabeguers artesanales hechos en exclusiva para las Falleras Mayores desde hace 14 años.