Compartir

Ricardo Olmos fue en su día Concejal de Fiestas, más tarde Asesor del Ayuntamiento de Valencia, y en la actualidad es componente del Consejo Rector por el grupo Socialista que nos analiza las fallas desde su punto de vista.

Ricardo Olmos lleva 40 años de fallero en su querida Falla Plaza del Mercado de Montolivete. Tenía 19 años cuando se apuntó a la falla de su barrio, le gustaban mucho las fallas a pesar de que en su casa no había tradición fallera y se apuntó con la que por aquel entonces era su novia.

A partir de ahí comienza su gran trayectoria fallera en esta comisión en la que durante dos años formó parte de la directiva, pasando por todos los cargos de responsabilidad hasta llegar a Presidente de la comisión de Montolivete por el año 84 y 85; y más tarde, tras un paréntesis, volvió en 1990 y estuvo 9 años como presidente hasta que por su propia voluntad se marchó por entrar en la lista de un partido político.

¿Por qué decides abandonar la presidencia de la falla?

Yo ya militaba en el Partido Socialista por el año 1983, pero fue en el 99 cuando el partido decidió que entrara en las listas para optar a un puesto en el Ayuntamiento de Valencia; entonces salí como concejal del partido y se me asignó la concejalía que mejor conocía por mi experiencia personal, la de fiestas. En ese momento, decidí que era incompatible desempeñar el cargo de presidente de falla y el de concejal de Fiestas por mi partido para el Ayuntamiento de Valencia. Nunca he querido que se mezclara mi falla con mi carrera política como concejal y más tarde como asesor.

¿Cuántos años ocupaste el cargo de concejal?

Estuve cuatro años como concejal de Fiestas, y después ocho años como asesor de fiestas, cuatro años con Paco Carsí y los últimos cuatro años con Pilar Calabuig. Fue el pasado mes de junio cuando me reincorporé en mi puesto de trabajo en la Ford.

“12 años en la casa grande, viviendo las fiestas desde otro punto de vista”

¿Cómo se vive el mundo fallero y el de las fiestas en general desde esa perspectiva?

Me considero una persona a la que le ha gustado siempre vivir las fiestas intensamente. Yo las conocía casi todas la verdad, por el hecho de haber sido presidente de la Falla Montolivete y la experiencia que me había aportado el cargo; también es verdad, que siempre había asistido a las asambleas de presidentes desde el año 81, y había adquirido una experiencia, buena o mala, pero siempre del mundo de las fiestas.

En la casa grande se viven las cosas de forma diferente porque no dejas de ver la fiesta desde un punto de vista más político que festivo, sin olvidar que no dejas de ser fallero, pero esa experiencia nos sirve para aplicarla a la política.

“Soy más fallero que político, aunque haya tenido que adaptarme a las circunstancias, no he dejado de ser fallero”

Después de todos estos años en la primera línea de las fiestas y la política, con lo que eso conlleva (muchas horas fuera de casa, fines de semana y festivos ocupados en la agenda, etc.), ¿te arrepientes de algo a toro pasado?

No, no me arrepiento de nada. Está claro que es una de las concejalías más pesadas, junto a la concejalía de Deportes y Hacienda, lo único que esta última son muchas horas en un despacho y las otras dos son muchas horas en la calle, y sobre todo, los fines de semana. Pero lo he hecho muy a gusto, y lo hago muy a gusto estando en la actualidad en el consejo rector de Junta Central Fallera.

En todo este tiempo han sucedido muchas cosas, algunas para debatir y otras para aplaudir, ¿cuál ha sido la decisión que más te ha llamado la atención y que tú estando gobernando no hubieras adoptado?

El que gobierna hace las cosas como cree que las tiene que hacer. Hemos tenido varios encontronazos, uno de ellos fue cuando Aurelio Martínez propuso lo de los tres puntos en la adquisición del casal y se hicieron las oportunas propuestas, y más tarde Alfonso Grau se la apoderó como idea suya. Creo que todas esas cosas que sean buenas y beneficiosas para las fiestas, en realidad da igual quien las haga.

También es verdad que en la época de Alfonso Grau, él tuvo el detalle sin tener necesidad de hacerlo que los dos partidos políticos que en ese momento estábamos en el ayuntamiento, nos sentáramos a negociar para llegar a acuerdos puntuales y beneficiosos para las fiestas como el espolín de las Falleras Mayores de Valencia; asimismo se acordó de que la corte de honor tuviera un segundo traje oficial y el tema de la compra de los aderezos oficiales por parte del ayuntamiento, fue otra de las cosas que se realizaron con el consenso de todos a pesar de que Grau tenía la mayoría y lo podía haber llevado, a cabo igual, pero tuvo el detalle de hacerlo de esa forma.

En la actualidad, ¿que cambiarías de las Fallas en general?

En estos momentos creo que el tema más polémico es el cambio del día de San José, porque es muy complicado, los falleros somos inmovilistas, todo se tiene que consensuar y parlamentar con la asamblea de presidentes, aunque esta asamblea cada vez es más efímera ya que los presidentes ostentan el cargo por menos tiempo.

Yo propuse en mi programa electoral el tercer día de ofrenda, ya que la tercera vía no es viable por la estrechez que tiene la calle Quart, no se aceptó y ahora se ha adelantado el comienzo de la misma. Parece que no ha ido mal, pero hay siempre que respetar los recorridos y que no pase como este año que a última hora se desvió a la gente para acabar antes. Todo hay que estudiarlo en tiempo y forma.

El señor Fabra llega la noche de la economía en Alicante y como no tenía ninguna propuesta económica que ofrecerles a Alicante y a los empresarios, propone el cambio de las dos festividades más significativas a lunes, y creo que se ha equivocado en las formas. Le ha faltado miramiento y sensibilidad, tenía que haber hablado con el mundo de las fiestas, pero Fabra sólo ha aplicado lo que Mariano Rajoy anunció en su día, cuando tomo posesión para evitar los puentes.

“PSOE lleva 12 años pidiendo cambio del día de la cremà en su programa electoral”

Nosotros llevamos 12 años proponiendo este cambio en nuestro programa electoral, y estamos de acuerdo, pero siempre con el consenso, debate y que todo el mundo fallero opinara.

Hay que recordarle al señor Fabra, que esta fiesta la montan los falleros, que montamos la fiesta de nuestra ciudad, a la ciudad y al ayuntamiento los propios falleros, a la ciudad le cuesta 5 millones de euros las fallas, pero ¡¿cuánto dinero mueve el movimiento fallero en esta ciudad y que repercusión tiene?! A mi me parece muy bien que los hosteleros ganen dinero pero también hay que estudiar como parte de ese dinero que ganan los hosteleros revierta a nuestra propia fiesta.

Nosotros solicitamos en su día que se hiciera un estudio del impacto económico de nuestra fiesta a la ciudad… y aún lo estamos esperando. Y el otro día, el señor Presidente de la Generalitat dice que ya sabe el impacto que tiene nuestra fiesta, pero las cosas hay que explicarlas bien, porque a parte de beneficiar a la hostelería y el turismo, a los propios falleros nos beneficia porque no tenemos que pedir fiesta en nuestro trabajo, y los que no son falleros tienen la opción de marcharse esos días de la ciudad.

Otro de los asuntos que más preocupa al mundo fallero es el tema de la subida del IVA, ¿crees que se va a arreglar?

No creo. El gobierno tiene que recaudar dinero de donde sea. Está claro que a los falleros nos va a perjudicar y que no se va arreglar, por desgracia, porque el gobierno va a dictar una normas y desde al ayuntamiento de Valencia van a ser sumisos porque el gobierno y nuestro ayuntamiento pertenecen al mismo partido. Rita ha emitido un comunicado pero eso se demuestra con una moción aprobada en un pleno que se lleve a instancias del gobierno.

Como fallero ojalá se arreglara porque este año los presupuestos de las fallas van a bajar considerablemente.

¿Es un gran error o un desconocimiento de nuestra fiesta por parte del gobierno, según tu opinión?

A parte de error y desconocimiento de nuestra fiesta, el gobierno solo tiene afán recaudador. No sólo perjudican nuestra fiesta, van a matar cosas tan simples como el cine o el teatro; quizás porque no hemos debido gastar más de lo que teníamos y acusar de la herencia que nos ha dejado el antiguo gobierno, porque en la Comunidad Valenciana y en Valencia el Partido Popular lleva gobernando 17 años y nos les digo la deuda lo que es de grande… Más que grande.

Hace unos meses también apareció cierta división entre las Agrupaciones, ¿crees que las Agrupaciones ya no tienen fuerza en la fiesta?

Las Agrupaciones solo funcionaron en un momento muy puntual con Pepe Monforte, en un principio se trató de que las agrupaciones falleras fueran en contra del que estaba gobernando, y luego, poco a poco, se fue suavizando la situación. Sirvieron en beneficio y protagonismo de Pepe, Alfonso Grau también supo utilizar a Monforte muy bien a favor de Junta.

Por lo demás, tampoco funcionaron para lo que se crearon, que era un centro de gestión de compras para el beneficio de las comisiones, pero evidentemente eso no funcionó ni funciona hoy en día, porque cada agrupación de falla va a la suya, como ocurre con las comisiones. El mundo de la fiesta siempre ha sido, es y será así.

Otro de los temas de debate en nuestra fiesta es el de extraer a los pueblos del censo de Junta Central Fallera, ¿es factible?

Estoy a favor de que se marchen, en su día ya voté en contra de que entraran a formar parte del censo de Junta porque es mi opinión como fallero. De todas formas, lo respeto y espero que haya un congreso fallero y se vote, pero recordemos que ganaron por un margen de votos muy pequeño y esto fue una negociación de Pepe Monforte por mantener el poder de la Interagrupación.

¿Alguna cosa que eliminarías o cambiarías si fueras Concejal de Fiestas en estos momentos en el gobierno?

Lo primero que convocaría con urgencia sería un Congreso Fallero, después me sentaría con las fallas y todos los colectivos de la ciudad que son muchos, y a partir de ahí podríamos hacer nuestras fiestas como nosotros quisiéramos.

Los premios de los llibrets de lo Rat Penat deberían darse en la sede de Lo Rat y no en la tribuna de la Plaza del Ayutnamiento, porque así descongestionaríamos la entrega de premios. Son más de 200 premios de llibrets los que se dan en la tribuna, y que se podrían dar en Lo Rat Pent, con todos mis respetos.

Los demás cambios los haría con el consenso del colectivo fallero, y con propuestas que fueran a favor del mundo de las Fallas porque las Fallas son intocables. En la semana grande las Fallas es muy difícil cambiar algo.

“Esto es Sota, Caballo y Rey, las Fallas son intocables”

¿Vosotros propusisteis en su día la creación del Casal de las Fiestas?

Sí, esa es una de nuestras propuestas. Creemos que se deberían de aglutinar todas las fiestas grandes de nuestra ciudad en un mismo edificio, porque además, las instalaciones actuales de Junta Central Fallera en pocos años comenzaran a ser invadidos por ninots del Museo Fallero.

La pasada legislatura, Félix Crespo se comprometió, en un debate promovido por un medio de comunicación con Pilar Calabuig, a la creación de ese Casal de la Fiesta antes de que acabara la legislatura (hace ya cinco años) y este casal incluso debería estar acabado. De hecho, se cedió un solar por la Av. Baleares de Patrimonio a Fiestas, pero fue el único paso que se dio para este proyecto. Hace dos años con el Plan E del gobierno o el actual Plan Confianza de la Generalitat, se ha perdido la oportunidad de poder realizar este casal de la fiesta.

Como componente del Consejo Rector, ¿qué se podría mejorar?

El Consejo Rector está para administrar el dinero público y creo que son los falleros quienes deberían controlar el funcionamiento de la fiesta para evitar que no dependiera exclusivamente de los políticos. Aunque considero que se nos podía haber dotado de algunas competencias más, a parte de aprobar el presupuesto y algunos temas económicos.

Es verdad que nos dan el presupuesto totalmente cerrado; y por ello, hemos hecho hincapié en que la mayoría de las partidas de gastos varios fueran más específicas porque por ejemplo las mascletas se incluyen en este apartado cuando sabemos que cada año se disparan 20 mascletas, y este presupuesto debería contar con una partida presupuestaria que no estuviera incluida en “gastos varios”. Existe cierto oscurantismo y a nosotros nos gustan las cuentas claras, cuanto más claras mejor.

De hecho, al finalizar Fallas no sabían ni cuántas camisetas habían vendido ni cuanto dinero se había recaudado con el merchandising… ¡Y muchas cosas más!

Vamos a pedir un convenio de colaboración con los patrocinadores oficiales de Junta Central Fallera para saber lo que nos dan, ya que los convenios están para cumplirlos. Un sponsor se comprometió con 50.000 euros y finalmente pagó 20.000 euros.

Por último, otro de los recortes que se ha llevado a cabo ha sido el viaje de las Cortes de Honor y Falleras Mayores de Valencia, ¿estás de acuerdo?

Estoy de acuerdo porque cuando no hay no hay. El viaje es una cosa que se le ocurrió a Ricardo Pérez Casado, y ya se quedó como algo institucionalizado, pero creo que era hora de dar el paso. El año pasado fue un viaje más austero ya que de 30.000 euros pasó a 18.000 euros; y en la actualidad, la gente lo está pasando mal así que no me parece mal la postura. Bastante premio han tenido ya con ser las máximas representantes de las fiestas de la ciudad.