Compartir

La comisión renueva al torrentino Oscar García por octavo año consecutivo con una propuesta llena de crítica local y por segunda vez al artista de Burriana, Paco Martínez.

La falla Sant Valerià deposita de nuevo la confianza en sus artistas falleros después de los buenos resultados de 2017. La comisión firmó los contratos con sus artistas fallero el pasado viernes, 14 de julio, para sorprender a los vecinos de Torrent con dos propuestas rompedoras. El presidente, Miguel Ángel Atienza, acompañado de la fallera mayor del nuevo ejercicio, Ana María García y del presidente infantil, Lluís Berto firmaron los contratos con los artistas.

El monumento grande vuelve a ser obra del torretino, Oscar García, quien lleva ocho años plantando en la demarcación de manera consecutiva. El tándem perfecto entre artista y comisión se refleja en el amplio palmarés de primeros premios de sección primera y en los premios de crítica local, que otorga la prensa y los políticos de la ciudad. La comisión del ensanche ya se ha alzado con cinco premios consecutivos, afinando el dardo sobre el gobierno municipal, la oposición, y la propia crítica a la sociedad torrentina y fallera. El año pasado la caída del imperio romano sirvió de hilo conductor para hacer sátira sobre la capital de l’Horta Sud.

Rediseño de estilo en la infantil

Por su parte, Paco Martínez, firma por segundo año con la comisión de Torrent. Desde Burriana el artista trae para el nuevo ejercicio un diseño totalmente renovado, más fresco y arriesgado en la composición de la falla infantil. De momento, el artista ha avanzado que toda la falla estará en el aire, sostenida tan solo en un pequeño punto de apoyo. El año pasado el artista consiguió un segundo premio en sección primera con una falla que versaba sobre el futuro de la ciudad y con un mensaje medioambiental de cuidar el planeta.