Compartir

Tras la exaltación de Marina Civera y de su Corte, hoy es el turno de Sara Larrazábal y de las doce niñas que la acompañan en su reinado.

Daniela, Aroa, Raquel, Daniela, Marta, Zaira, Carla, Adriana, Mimpa, Celia, Laura y Lucía se han reunido a las puertas del domicilio de Sara Larrazábal, Fallera Mayor Infantil de València 2019, para acompañarla en uno de los días más especiales de su reinado. Pasadas las cuatro y media de la tarde, la niña reveló a las decenas de personas que se congregaban a las puertas de su casa, el color de su espolín oficial que, como es tradición, se mantiene en secreto hasta el día de su exaltación. El color escogido por Sara para el espolín proporcionado por Vives y Marí ha sido, finalmente, el Blanco roto.

Ataviada con su vestido de valenciana, la niña se ha dirigido al Ayuntamiento de València, tras recibir una fuerte ovación de los allí presentes. A los pies del Ayuntamiento se ha reunido con Pere Fuset, Presidente de Junta Central Fallera, y con su mantenedor, Javier Vilalta, y los tres han subido en el Rolls Royce Phantom III que les conduciría al Palau de la Música.

También han acudido al Ayuntamiento las doce niñas que integran su Corte de Honor, con el objetivo de subir en los vehículos clásicos que las transportan, año tras año, al Palau de la Música. Los vehículos han sido conducidos por miembros de la asociación de coches de l’Antigor. Los modelos escogidos para trasladar a las componentes de la Corte de Honor Infantil han sido los siguientes: un Ford A. Sedan de color verde ennegrecido (1930); un Citroën 11B, de color azul marino-dorado (1954); un Chevrolet Universal, de color granate (1930); un Studebaker President, de color azul marino (1927); un Pontiac Limousine, de color blanco (1933) y un Ford Modelo 48 V8, de color beige (1935).

La llegada de las doce niñas se ha producido escasos minutos antes de que Sara posase sus pies sobre la alfombra roja que la conducía al Palau. Todas las niñas han formado un pasillo por el que Sara ha pasado al ritmo de las piezas musicales interpretadas por la Colla de Tabal i Dolçaina de Junta Central Fallera.

Fotografías: Armando Romero