Compartir

La relación entre falleros y Ayuntamiento en la organización y gestión de la Fiesta Fallera fue el tema de la Mesa Redonda titulada «Fallexit» (¿Son viables unas Fallas fuera del Ayuntamiento?), organizada el 15 de noviembre por el Casal Bernat i Baldoví en Ámbito Cultural de El Corte Inglés.

Se contrastaron estas relaciones en la organización de las Hogueras d’Alacant (Andrés Llorens), las Fallas de Gandía (Telmo Gadea), Burriana (Josep Nos) y Sagunt (Miquel Huguet), bajo la coordinación de Óscar Rueda (Presidente del Casal Bernat i Baldoví). En los cuatro casos la organización fallera está en manos de los falleros, de una manera más o menos marcada (Alicante, Gandía, Sagunt) y cada vez más implementada (Burriana), existiendo mecanismos de diálogo y consenso en los respectivos Ayuntamientos, que tienen la obligación de subvencionar a las Fallas, pues demuestran la importancia del retorno económico de las mismas a las instituciones municipales.

La réplica por parte de las Fallas del Cap i Casal vino por parte de Rafael Ferraro (Presidente de la Federación de Fallas de Especial) quien considera adecuada la relación actual de las Fallas de Valencia a través de JCF y el Ayuntamiento, si bien no bien comprendida y mal utilizada en ocasiones por algunos miembros de Junta, por falta de actitud o de conocimientos para hacerlo. Por contra Sofía Parra (expresidenta de Falla y «fallera activista», como se declaró) es partidaria de la salida de JCF del Ayuntamiento, que la utiliza políticamente, según el color de los gobernantes en cada momento.

Se dio paso a un coloquio entre los asistentes y la mesa donde se enfatizó que los falleros deben creer en su poder social y ponerlo en valor, para exigir a las autoridades lo que les toca.