Compartir

Para garantizar la seguridad de los más pequeños, el Ayuntamiento de Torrent continua trabajando en el proyecto de las Rutas Escolares seguras. Recientemente se ha llevado a cabo la señalización de estos recorridos a través de tres tipos de indicadores distintos: las ecoseñales verticales, atractivas por su forma y muy visibles; las horizontales, pintadas en las aceras; y los pasos de peatones personalizados, identificados con el texto “ruta escolar”. Son más de un centenar las señales que marcan el sentido de la marcha que debe
seguir el alumnado hacia los centros escolares, colocadas a lo largo de
las rutas definidas.
Por otra parte, en septiembre, con el inicio de curso, los alumnos recibirán los nuevos dispositivos que permiten hacer un seguimiento sobre estos recorridos. Se trata de un aparato del tamaño de un llavero, conectado mediante tecnología bluetooth a una aplicación y la red de sensores instalados en distintos puntos del municipio. La aplicación permite a los padres visualizar el recorrido durante el trayecto de ida y vuelta de los niños al colegio. 90 alumnas y alumnos de quinto de Primaria del colegio Federico Maicas y sus familias realizaron una prueba piloto durante la pasada primavera.

Fueron ellos los primeros en probar estos aparatos que rastrean el recorrido de los escolares desde sus domicilios hasta la escuela. Estas iniciativas están incluidas dentro de las Medidas para la mejora de la Movilidad Urbana Sostenible cofinanciadas con fondos europeos del
Programa Operativo Plurirregional de España (POPE-FEDER) y enmarcadas dentro de la Estrategia DUSI. 

“El proyecto tiene como objetivo ayudar a los niños a ir al colegio de forma segura a la vez que divertida, fomentando hábitos saludables y su autonomía personal.  Por otro, se busca reducir la utilización del vehículo privado y mejorar las condiciones medioambientales de la ciudad.”, explica la concejala de Educación, Patricia Sáez.

La nueva señalización y los dispositivos de seguimiento son nuevos pasos hacia la implantación de las rutas escolares seguras tras la instalación a principios de año de tres pasos de cebra inteligentes en el cruce de Azorín con la avenida al Vedat, que se iluminan cuando se acercan los peatones, también como prueba piloto antes de la instalación
en otros puntos de la ciudad. Los pasos de peatones que se iluminan mejorando la visibilidad de los conductores que algunas veces, por su estatura, pueden no ver a niños o niñas que se disponen a cruzar. A  estos proyectos se unirán pasos de peatones tridimensionales.