Compartir

Una iniciativa fruto del trabajo en grupo entre las comisiones falleras de la ciudad, ADISTO y varias entidades y personalidades públicas.

La sala cívica del Antiguo Mercado acogió ayer la presentación del mosaico de Nolla, base del proyecto ‘Renaixement’ que se plantará en el desierto de Nevada en el festival de arte, Burning Man.

El acto congregó a una multitud de curiosos y amantes de las fallas que no quisieron perderse la presentación de este mosaico que hará que Torrent, por primera vez en la historia, plante una falla en el desierto de Nevada en los Estados Unidos de América.

David Moreno y Miguel Arraiz, embajadores del proyecto, estuvieron en la presentación con el concejal del área de Fiestas, Alfred Costa, las Falleras Mayores de la ciudad, Noelia Peinado y Carla Pallardó, sus Cortes de Honor y el Secretario General del Gremio de Artistas Falleros, José Luis Pérez Ballester. Asimismo, tampoco quiso faltar la concejala de Desarrollo Sostenible, Inma Amat, el artista torrentí, Vicent Ortí, y las Reinas Falleras de Burriana, Laura Conde y Marina Monferrer. También acudió Xavier Laumain, arquitecto de ARAE Patrimonio y Restauración, encargado del estudio del mosaico de Nolla y que ha participado en el diseño.

La base está compuesta de 36 metros cuadrados con 25.412 piezas de mosaico de madera, montadas en un trabajo en grupo entre las comisiones falleras de la ciudad, las máximas representantes de la fiesta fallera, Noelia Peinado y Carla Pallardó y sus Cortes de Honor, y la Asociación de Discapacitados de Torrent, ADISTO. El mosaico se ha hecho en varias jornadas intensivas de trabajo en el casal de la Falla Cronista Vicent Beguer y Esteve, el cual se convirtió en un taller de confección fallero artesanal.

Además, en la presentación los asistentes pudieron ver fotografías y vídeos del proceso de montaje del mosaico y del mismo festival de arte, Burning Man. Miguel y David compartieron sus vivencias cuando viajaron a la anterior edición del festival y mostraron su ilusión y entusiasmo en el proyecto que simulará la Lonja de Valencia. El concejal Alfred Costa señaló que es «un trabajo que demuestra la implicación de las fallas de Torrent y que se suma a las múltiples iniciativas para que las Fallas sean declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO».

Finalmente, los artistas señalaron que el monumento volverá a Valencia para ser quemado, puesto que las condiciones del desierto no lo permiten y que será en el entorno de la Lonja donde se realice este ritual.