Compartir

Unos 60.000 ramos de claveles, el 80 % de color blanco, servirán para tejer el manto de la Virgen de los Desamparados, patrona de València y conocida cariñosamente como «Geperudeta», durante los dos días de la Ofrenda de las Fallas, en los que cien mil falleros, falleras y músicos le rinden homenaje.

Según ha informado el Arzobispado en un comunicado, la Ofrenda se inicio en la jornada de ayer domingo a las 15.30 horas y finzalizo con el paso ante la Virgen instalada frente a su Basílica de la Fallera Mayor Infantil, Sara Larrazábal, y su corte de honor, pasada la medianoche.