Compartir

La archidiócesis de Valencia conmemora la solemnidad del Corpus Christi con misas solemnes en todas las iglesias, cuyas colectas son destinadas íntegramente a los damnificados del terremoto de Ecuador, así como procesiones eucarísticas, entre ellas la de la capital valenciana, donde ha salido su Custodia, considerada la más grande del mundo.

En Valencia, el cardenal arzobispo, Antonio Cañizares, ha presidido la misa de pontifical en la Catedral en la que ha concelebrado el Cabildo de la Seo.

Este año, todas las colectas de las misas que se han celebrado durante la fiesta del Corpus Christi son destinadas a los damnificados y a las necesidades derivadas del terremoto que arrasó Ecuador el pasado mes de abril, según ha dispuesto el purpurado en una carta dirigida a los párrocos, sacerdotes, religiosas, religiosos y fieles cristianos laicos de la diócesis, de acuerdo con Cáritas diocesana, entidad que tradicionalmente recibe estos donativos.

Por la tarde, tenía lugar la procesión eucarística desde la Puerta de los Apóstoles de la Catedral y que ha recorrido las calles del centro de la capital valenciana.

Como es tradicional, en la procesión de la tarde salía la custodia de la Seo de Valencia, considerada la más grande del mundo, con 600 kilos de plata y 8 de oro además de perlas y piedras preciosas donadas por los valencianos. La custodia de la Catedral fue diseñada y realizada desde 1940 durante 14 años por el orfebre valenciano Francisco Pajarón.

La celebración de la solemnidad litúrgica del Corpus Christi en Valencia se remonta al siglo XIII, aunque la procesión eucarística fue introducida años después por el obispo Hugo de Fenollet que convirtió a Valencia en la segunda ciudad de España, después de Barcelona, en organizarla.

Otras custodias de gran tamaño en la diócesis

Igualmente, numerosas parroquias de localidades de la archidiócesis celebrarán las procesiones del Corpus Christi, entre ellas las que utilizarán las mayores custodias como las de San Juan Apóstol y Evangelista, de Massamagrell; la Colegiata de Xàtiva; la parroquia Santos Juanes de Puçol; el templo parroquial San Pedro, de Sueca; la parroquia Santos Juanes, de Cullera y la de Santa Catalina, de Alzira.