Compartir

La macrodespertà que anuncia la llegada del día más esperado por los falleros, la Crida, ha llegado.

Valencia ha despertado a ritmo de pólvora con una macrodespertà organizada por Junta Central Fallera, en colaboración con la comisión fallera Mossén Sorell-Corona, en la que se han utilizado 25.000 trons de bac de la pirotecnia Zarzoso más que en los últimos años.

Un año más, Pyroshopping ha patrocinado la macrodespertà infantil y ha entregado a Sofía Soler y su Corte de Honor una caja personalizada para guardar los petardos que iban a lanzar durante el recorrido.

Además, el recorrido ha sido más largo porque ha comenzado en la plaza de Tetuan, siguiendo por la calle de la Paz hasta llegar a la plaza del Ayuntamiento.

La tradición continúa y antes de participar en la macrodespertà, las Falleras Mayores de Valencia y sus Cortes de Honor han asistido a la ofrenda a Santa Bárbara a las 7 de la mañana. Tras la macrodespertà y el gran apoteosis pirotécnico final se ha servido un desayuno popular a todos los participantes.