Compartir

El centro de la ciudad de Valencia ha estado bien afinado y ha vuelto a sonar con miles de notas musicales. A las doce del mediodía ha empezado la tradicional Entrada de Bandas de Música del Dia de La Crida.

La Plaza del Ayuntamiento ha vuelto a convertirse en centro de reunión para diversas de las más destacadas sociedades musicales de la Comunidad Valenciana.

El desfile de músicos, aplaudidos por el público durante su recorrido, desde la Plaza de la Virgen hasta la Plaza del Ayuntamiento, ha dado fe del arte de los músicos valencianos.

El momento culminante del acto ha llegado con la interpretación al unísono del pasodoble ‘El Fallero’.

A continuación, Valencia no ha dejado de sonar, dando paso la música a la pólvora. Las falleras mayores, Rocio Gil y Daniela Gómez, han pronunciado por primera vez aquello de: ‘Señor pirotècnic, pot començar la mascletà‘, a cargo de Pirotecnia Valenciana.