Paco Varea

"El Tío Maravillas"

Paco Varea, Director de Contenidos vlcciudad

Periodista Especializado en Fiestas y Tradiciones

Mar, 21/02/2012 - 18:30

DEJAD QUE LOS NIÑOS SE ACERCEN A MI, DECÍA "El TIO MARAVILLAS"

La Exposición del Ninot cumple un año más desde sus inicios, allá por los años 30 del pasado siglo, pero sigue adoleciendo de un pequeño fallo desde la implantación del Ninot Indultat Infantil en 1963: Que los niños voten, y sólo ellos, a los "ninots" que las comisiones falleras presentan a concurso.

Nadie pensó, ni los anteriores dirigentes falleros ni los actuales, en solucionarlo, y es de fácil resolución, pero bien pocos quieren coger el toro por los cuernos. Será entonces, y sólo entonces, en el momento que los más pequeños voten con su mano cuando el "ninot infantil" sea de verdad del gusto de los infantiles, y no el de los mayores, y, en ocasiones, será también el preferido de la época que ellos viven. ¿ Alguien ha visto un Bob Esponja indultado?. Pensarán los niños del mañana que sus antecesores querían los resultados de las figuras salvadas de las llamas que ven en el Museo No Reconocido Fallero?.

Siempre he defendido este punto de vista, desde hace años, pero creo que soy como Don Quijote luchando contra ruedas de molino. Creo que seguiré con ésta opinión. A muchos les da igual pero los niños también piensan y desde antes de ser padre lo pensaba y ahora me reafirmo.

No cejaré en mi intento de convencer a diestro y siniestro, como se dice, porque si los mayores pueden votar sólo una vez con una entrada los niños también deben hacerlo con otra distinta con códigos diferentes sólo para votar en ese espacio blindado de "cristales" blindados. Una papeleta que sólo pueda ser validada en la zona infantil. Ediles de Fiestas han pasado por mis ojos y asesores desde Enrique Real hasta el actual Francisco Lledó y desde José María Rey de Arteaga a Nacho Pou, todos ellos conocedores de las fiestas falleras, pero siempre ha habido un pero para alcanzar esa máxima.

Porque no me digan a mi que lo elegido y salvado del llamado fuego purificador es del gusto general de todos los niños. Pues miren pues va a ser que no. Ni tampoco creo que la opinión generalizada de todos los niños de la comisión de Pérez Galdós-Calixto III y del sector del Botánic, sus falleras mayores y presidentes infantiles votan, sean del gusto infantil por los premios vistos pero votan ellos, los más pequeños. Eso es lo importante de esa #Falla Es el Premio Maravillas.

El galardón del Tio Maravillas cumple en éstos días sus 10 años de existencia, y esperemos por muchos más. Francisco Salavert, con tu permiso, Paco El Lechero,  promovió el galardón cuando un día hablaba con el investigador del mundo de las #Fallas Manolo Sanchis.

Ambos marcharon a Bunyol, lugar de habitat de Rafael Raga, ya saben quien da nombre al premio Raga, y se enteraron de su lugar de nacimiento en el barrio de Russafa, pero criado y crecido en la citada localidad valenciana, y tenía un vigilante en la falla llamado El Tìo Maravillas, que como todos los controladores de monumentos, pues mucho más contacto tiene con los niños. Así nació hace 10 años un galardón que llega a su décima edición y conoceremos el fallo en apenas unos días, el jurado va el 3 de marzo a deliberar. Pero lo de ésta comisión es para tomar nota. Han sabido dar a los niños protagonismo en un espacio el de las #Fallas que, en muchas ocasiones, es de difícil acceso.

Los de Pérez Galdós-Calixto III pensaron e idearon un galardón que ha calado en los más pequeños y sabe a gloria para ellos y, quizás algún día, se vote más a lo popular que lo técnico, o sea en palabras directas: vamos todos a votar por la falla. Así no se consiguen dignos premios sino galardones encubiertos.

Esos grandes pero pero pequeños monumentos infantiles son grandes obras de arte. El Tio Maravillas nos mira y nos pide dar más pasos adelante en nuestra historia festiva y fallera.

En 2011 obtuvo el galardón el gran maestro Julio Monterrubio con un trabajo para Nou Campanar.

El primer Ninot Indultat Infantil fue para José Fabra, para San Vicente-Falangista Esteve, y el pasado lo recibió Pedro Rodríguez, para Regne de Valencia-Duque de Calabria.