Amstel celebra su entrega de galardones falleros más especial

0
246

La cerveza Amstel ‘Hecha en Valencia’ mantiene su compromiso con la sociedad valenciana y ha querido seguir adelante con la tercera edición de los ‘Premi Amstel Unes Falles de Categoría’, suspendidos desde marzo. 

Los galardones cuentan con tres categorías y su dotación en metálico asciende a 10.000€ para cada una. Además de la donación de producto para los finalistas. Es la contribución con la que Amstel quiere premiar el sabor de hacerlo bien, reconociendo la gran labor de las comisiones festeras en la conservación y su impulso de las tradiciones, así como su faceta vertebradora del tejido social y cultural en la ciudad. Un papel que, además de hacer especiales a todas las fallas, las hace necesarias.

La entrega se ha realizado a distancia, mediante un emotivo vídeo bajo el lema #VOLVERÁN, grabado con todas las medidas de seguridad sanitaria que requiere la pandemia. Su protagonista es Amparo Aliena, una valenciana de 90 años pianista y amante de la pintura, que recuerda su infancia ligada a estas celebraciones populares, disfrutando del arte y la música que tomaba las calles. De su etapa como fallera, aprendió que la renovación es el espíritu constante de una fiesta que cada año es distinta, pero cuya esencia siempre permanece. Una llamada a la esperanza y a retomar las celebraciones cuando el contexto lo permita. 

 

Más de 100 comisiones se inscribieron en la tercera edición de los ‘Premi Amstel Unes Falles de Categoría’, de los que salieron 10 finalistas y, finalmente, tres ganadoras. La Falla Jerónima Galés- Litógrafo Pascual Abad ha ganado la categoría Amstel Radler, mientras que la Falla Pintor Salvador Abril – Peris y Valero-Doctor Sumsi se ha hecho con el premio en la categoría Amstel Oro 0,0 y la Falla Corretgeria- Banys del Pavesos ha vencido en la categoría Amstel ‘Hecha en Valencia’.

Como única gran cervecera que elabora sus productos en la Comunidad Valenciana, el arraigo de Amstel se remonta a la antigua fábrica de El Cabanyal en los años 50. Desde entonces ha evolucionado junto a la sociedad valenciana. Hoy día sus instalaciones se han trasladado a Quart de Poblet, apuestan por las energías renovables elaborando sus cervezas con el poder del sol y generan 350 empleos directos, además de unos 12.500 indirectos.Una realidad de presencia y trabajo diario en la región que le ha llevado a empatizar con el momento que atraviesan los colectivos y profesionales vinculados a estas fiestas, tratando de lanzarles con la entrega de estos premios un mensaje de apoyo.  

Por tanto, a través de su entrega y sobre todo en estos momentos, la cervecera lanza un mensaje general de esperanza y optimismo y muestra su apoyo al mundo fallero. Un mensaje de apoyo y aliento que invita a tener en mente que esta etapa pasará y volverán las celebraciones cuando sea el momento adecuado y seguro para todos los ciudadanos.