Compartir

La música de las charangas y los colores de las 29 comisiones de la ciudad protagonizaron una noche que finalizó con un castillo de fuegos artificiales.

Más de dos mil personas se congregaron el sábado al pie de la Torre para dar la bienvenida a las Fallas de Torrent de 2017. El emblema de la ciudad, adornada y preparada para la ocasión, fue el escenario de un acto emocionante para los falleros de las 29 comisiones que, acompañados de la música de las charangas, cogían lugar mucho antes de las 20:00 horas, instando a que empezara el acto. Estandartes, pancartas y luces de colores preparaban la llegada de las Cortes de Honor y de Carmen y Paula, que subieron al escenario con el alcalde, Jesús Ros, y el concejal del Área de Fiestas, Alfred Costa, para empezar uno de los momentos más esperados por la población torrentina.

La Crida sorprendió este año los presentes con un vídeo en que participaron todas las comisiones falleras, donde los representantes daban la bienvenida, en la puerta de los casales, en un total de 30 idiomas diferentes, incluido el lenguaje de signos, y donde las ocho mujeres y las ocho niñas de la Corte de Honor mostraron los rincones más importantes de la ciudad. El vídeo finalizó con el “sí” de las Falleras Mayores, alegando que son de Torrent e invitando a todas las personas de cualquier rincón del mundo a la gran fiesta.

Seguidamente, el alcalde Jesús Ros se dirigió a todos los falleros “para que disfruten de la fiesta e inviten a todo el mundo, ya que las Fallas son de todos y se han de vivir cada acto y cada momento”. Acto seguido se dirigió a Paula y a Carmen para hacerles entrega de la llave de la ciudad, la cual “abre las puertas de la ciudad a todo aquel que quiera vivir nuestras esperadas Fallas”. “Torrentins y torrentines, valencianos y valencianas, ya estamos en Fallas”, fue el grito esperado que las falleras mayores dieron al unísono para gritar que Torrent ya está en Fallas. Primero, fue el turno de Carmen, quien invitó a todo el mundo a participar en las Fallas e hizo referencia a la importancia que tiene que nuestra fiesta haya sido reconocida como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad por la UNESCO. Seguidamente, Paula dedicó unas palabras de agradecimiento a todos los que trabajan por la fiesta.

La noche acabó con el himne de Torrent y con el himno de la Comunidad interpretado en directo por Pascual Andreu. Con las manos entrelazadas, Paula y Carmen hicieron una cadena con sus Cortes de Honor, las cuales también miraban emocionadas como los falleros cantaban el himno de los valencianos. Como colofón, un castillo de fuegos artificiales puso punto final a una noche muy emocionante.

Desde hoy, Torrent vive casi tres semanas de intensa actividad fallera, empezando con las cabalgatas y siguiendo con la Exposición del Ninot, concursos típicos como el Cant de l’Estoreta, la Plantà, la Ofrenda o la Cremà. Una fiesta de todos y para todos con una programación completa que llenará cada rincón de la ciudad.