Crespo manifiesta que “el estelar Dream Team 2015 de Fuset ha desaparecido”

0
8

En dos años ha tenido tres directivas distintas y en el último año ha provocado tres dimisiones de responsables de áreas.

“El alcalde y presidente nato de JCF Ribó debe forzar a Fuset, el responsable ‘del error garrafal’ a asumir responsabilidades de una vez por todas, por la nefasta gestión durante estos dos años, estando más preocupado por la carrera sucesoria de 2019 a la alcaldía que por la gestión de la Fiesta”.

La “impronta Fuset” está marcada por la inestabilidad orgánica que es el reflejo de la ausencia, tras dos años, de un proyecto viable y creíble de lo que quiere para la fiesta y el colectivo fallero. Más ocupado y preocupado en hacer política y borrar la huella de lo realizado anteriormente por el PP, ha convertido la Junta Central Fallera en un laboratorio de experimentos.

• “Fuset no puede tener la conciencia tranquila, cuando justifica a los cesados, utilizados como escudos humanos, que lo han sido por distintos temas polémicos eludiendo su responsabilidad una vez más, cuando los líderes de su partido le han afeado la conducta por la mala gestión de los mismos. El ‘Yo no sé nada, sólo pasaba por ahí…’, retrata con total acierto la personalidad de un político”.

• Continúa rodeándose de miembros de la Sectorial de Fiestas de Compromís, como así lo han reconocido todos ellos.

El concejal del grupo municipal Popular, Félix Crespo, tras conocer la nueva composición de la directiva de Junta Central Fallera para el próximo ejercicio, ha realizado una valoración sobre lo que han sido estos dos años de inestabilidad orgánica y gestión polémica en el órgano autónomo.

Tras realizar un balance exitoso de las Fallas del 2017 en el Pleno y Asamblea de Presidentes del que ni los falleros dieron crédito, él mismo aportó a las 48 horas la conclusión de este balance: cesar al Secretario General y buscar así una diana donde desviar las muchísimas críticas a su gestión en forma de reprobación.

“La falta de respeto institucional ‘al máximo órgano de gobierno y de dirección de la Junta Central Fallera’ y a sus miembros, la mentira, el desprecio y la bajeza política del concejal Fuset se presenta de nuevo, cuando hace cuatro días en el Consejo Rector de Junta Central Fallera, a preguntas de los miembros de la oposición en relación al cese del Secretario General y Vicepresidentes, se negó a comentar nada, añadiendo que no era ese el foro y que lo haría en el Pleno de JCF. Y tras solicitar que con esa literalidad constara en acta, comprobamos que se anuncia la nueva composición en una ‘reunión informativa’ que no en el Pleno de JCF”, ha evidenciado Crespo.

El edil popular ha manifestado que “se ha consumado la irresponsabilidad del concejal Fuset, en un gesto de cobardía política sin precedentes, ya que ha optado por la vía más corta y fácil, cesar a los colaboradores por el nombrados en un ejercicio de auténtica miseria política para no asumir el las responsabilidades que en dos años ha evadido. Ha utilizado al Secretario General, vicepresidentes y miembros de JCF como escudos humanos, para protegerse y que las críticas se dirigieran hacia él, para que no le salpicara ningún tema mediático y estar así protegido ante los problemas que sólo él ha generado”.

Las continuas declaraciones de miembros de JCF de que “no se estaban haciendo las cosas bien, que no se les dejaba trabajar y que nunca habían visto tanto grado de politización dentro de la Junta Central Fallera, sus órganos y en la propia fiesta como en estos dos años, y no parece que el problema sean falleros que llevan dedicados a la fiesta desde hace décadas y de forma altruista, y que han sido cesados o han dimitido”.

“Nunca salió a defender a sus vicepresidentes, siendo muchas las ocasiones que los dejó solos ante los medios de comunicación, como en temas polémicos como las normas de protocolo, al que se refirió Fuset con el famoso “me enteré cuando estaban firmadas”, los versos que se publican en el libro fallero obligando a los presidentes a votarlos año tras año, la histórica reprobación que llevaré a sus espaldas mientras sea Presidente de JCF, el intento fallido de consecución record guinness de paellas por segunda vez en pocos meses, retirada del recorte en la subvención de la iluminación, entre otros”.

“Los conflictos y polémicas provocadas, asamblea tras asamblea de presidentes de falla, son única y exclusivamente responsabilidad del concejal y presidente Fuset, culpar y cesar a los miembros de sus sucesivos equipos, por su reprobación y de la deriva y malestar generada en el colectivo fallero es simplemente un retrato de la cobardía de un político que su propio partido debería analizar y que no se merece esta ciudad”, ha indicado Crespo.

Además, el concejal popular ha querido expresar su “felicitación sincera a la nueva Junta Directiva para el próximo ejercicio, que a la mayoría de miembros conozco de hace tiempo, deseándoles toda suerte de éxitos, que también lo serán para el colectivo fallero y la fiesta. Y espero que el presidente Fuset les deje trabajar y su experiencia se prolongue más allá de un año”.

Crespo ha instado al alcalde y presidente nato de JCF, Ribó, “a que no puede permanecer más tiempo en silencio y debe instar a Fuset, el presidente del “error garrafal” a adoptar las responsabilidades que como concejal y presidente del órgano debe asumir por generar polémicas que no existían y crear malestar y tensión en el colectivo fallero. Queda comprobado que no las adopta el propio concejal, más preocupado de su carrera política por la candidatura a la Alcaldía y que no le salpique absolutamente nada de su nefasta gestión durante estos dos años”.