Compartir

Javier Mozas ( Archivo de la JCF)

La constitución del Comité Central Fallero el 10 de febrero de 1928, tuvo como uno de los principales objetivos la recaudación de dinero, principalmente en forma de subvenciones, para poder reinvertirlo en la fiesta.

Ese mismo ejercicio, se encargó la composición del pasodoble “El Fallero” al maestro José Serrano. Al año siguiente, se encargó el primer Cartel Oficial al pintor Segrelles.

En 1931, surge la idea por parte del Comité de crear la Semana Fallera, con un nutrido y variado programa de festejos y elementos que iría creándose con el paso de los años.

Por ejemplo, tenemos el Pregón en 1931 (después Cridà), la figura de la Fallera Mayor (1931), la edición del Album Fallero como precedente remoto del actual Libro Fallero (entre 1932 y 1935), la Cabalgata del Foc y Fiesta del Pasodoble (1932), la Exposición del Ninot y Cabalgata del Ninot (1934).

Otros actos creados en esa etapa inicial no tuvieron continuidad posteriormente. Y otros existentes en la actualidad, se crearon con la actual Junta Central Fallera, como la Ofrenda de Flores a la Virgen de los Desamparados.