El amor hacia la Virgen supera el mal tiempo

0
113

Pese a la lluvia y al fuerte viento que no han amainado en todas las fiestas, la devoción ha podido con los miles de corazones que se reúnen hoy para admirar una vez más a la patrona de la comunidad. Tras dos años de espera por pandemia, la plaza de la Virgen vuelve a presentar esa imagen tan común de cada 19 de Marzo. Una vez más ha amanecido abarrotada de gente que ha ido a ver como ha quedado el cadafal de la Mare de Deu al finalizar la ofrenda. 

Y es que no nos podíamos esperar una reacción diferente. Elaborado con gusto exquisito, el manto de la Mare de Deu nos hace experimentar aquel sentimiento que ya parecía olvidado tras dos largos años de espera. Un sentimiento de unión, un sentimiento valenciano.